Publicado en ONG Derechos Digitales

§ Protección de datos personales: la hora de perder la inocencia ha llegado → »

01 de Feb, 2014 | Recomendado por | Sin Comentarios

De terror:

Todo comenzó con una inocente foto en Instagram. Un simple pantallazo de la postulación a la carrera de Derecho, subido como un acto celebratorio por un buen puntaje en la PSU, fue todo lo que se necesitó para casi acabar con los sueños de una incauta estudiante chillaneja. Motivada por un “profundo desprecio”, otra joven utilizó los datos que aparecían en la imagen para cancelar la solicitud universitaria de su contrincante.

Palabras Clave :

Sin Comentarios

Deja un Comentario