El genio y figura de la dupla UDLA-Armanet

15 de jul, 2012 | Por | 6 Comentarios

Hace un par de semanas, Pilar Armanet dio una entrevista a Fernando Paulsen en Radio ADN. Y demostró que su – esperamos generoso – sueldo como vicerrectora de la Universidad de las Américas está bien ganado. Porque esta militante PPD y ex-ministra de Bachelet es capaz de formular la casi imposible defensa de las actividades de la UDLA. Y, a diferencia de los próceres históricos de la educación superior con fines de lucro como Joaquín Lavín, un curriculum 100% concertacionista le presta un tufillo de legitimidad a sus argumentos que, sin duda, vale su peso en oro para los dueños de la UDLA.

Lamentablemente para la vicerrectora, no en todas partes se pueden esconder los negocios truchos de la universidad que co-dirige.

Ante la obvia pregunta de Paulsen sobre si hay lucro en la UDLA, la negativa de Armanet no puede ser más contundente. Además, explica la vicerrectora

“El modelo de red que tiene Laureate… es un modelo que se basa en el gran número de estudiantes que tiene en todo el mundo…. yo quisiera decir que pertenece… que el grupo Laureaute tiene detrás el endownment de Harvard, de… el endownment de Stanford… o sea… hay instituciones de mucho prestigio que están detrás de la red Laureaute …“.

Laureate Education Inc. es una empresa norteamericana que está constituida por una red de decenas de Universidades con fines de lucro. A través de toda la entrevista, la ex-embajadora es cuidadosa de hablar de Laureate en tercera persona, diciendo por ejemplo

el interés de Laureate está en los servicios que provee, que son servicios educativos que nosotros tendríamos que comprar de todas maneras

Esta ofuscación es parte central del modus operandi de las universidades que violan el espíritu – si no la letra – de la ley que rige a las universidades. Armanet nos quiere hacer creer que la UDLA no participa en el lucro, que Laureate Education Inc. es una entidad separada de la misma UDLA, y que el proyecto educacional del que forma parte su universidad tiene tanto valor en círculos educacionales que dos de las universidades más prestigiosas del mundo están dispuestas a apoyarla.

Sin embargo, como una empresa internacional cuyas acciones se transaban en el mercado hasta el 2007 (más detalles sobre eso más abajo), Laureate Education Inc estaba obligada a publicar informes financieros anuales con la Securities and Exchange Comission (SEC) estadounidense. Debido a que estos informes constituyen una obligación legal de resumir las actividades, propiedades, y estado de salud financiero de la empresa, son documentos imprescindibles para contrastar los dichos de Armanet. En el informe anual 2006, Laureate describe con palabras simples como funciona el sistema que permite el lucro:

“También, en México y Chile, Universidades con fines de lucro no están específicamente permitidas por la ley. Para poder transferir fondos eficientemente desde las universidades, la Empresa tiene en estos países contratos de administración con la universidad. Bajo estos contratos, la empresa administradora recibiría pagos por proveer servicios a la universidad”.

y en un informe similar del 2001, Laureate (que en ese tiempo se llamaba Sylvan), explicaba que

Decon [la empresa Chilena que administraba los servicios prestados a la UDLA adquirida por Laureate] tiene el derecho a designar al directorio de la UDLA y a través de sus subsidiarias ha firmado contratos para proveer servicios esenciales y el uso de infraestructura a cambio de cobros y rentas que son esencialmente iguales a los ingresos de la UDLA.

Con una capacidad de síntesis envidiable, estos informes explican como se extrae el dinero que, en el mismo documento, van en la columna de ganancias. ¿Y que hay sobre la afirmación de Armanet durante la entrevista de que la UDLA no se compra ni se vende? Bueno, esto:

La tercera columna lee “Current Ownership” (% de propiedad actual), y es 100% para la UDLA.

La razón de la contradicción es obvia: la pretensión de que la UDLA no es una unidad con fines de lucro de Laureate Education Inc es para consumo interno en Chile. Las acrobacias legales que permiten tranferir fondos eficientemente a los dueños efectivos de la UDLA no tenían ninguna importancia cuando llegaba el momento de contar los billetes en EEUU, y sobre todo, asegurar a accionistas e inversionistas potenciales que Laureate (y por extensión, la UDLA) era un buen negocio. No había necesidad de pretender que el cielo es verde como lo hace Armanet en la entrevista.

Y a propósito de inversionistas, esto me trae al tema del respaldo de Stanford y Harvard. Sorprendente, dada la pésima reputación que tienen las universidades con fines de lucro en EEUU, y la escasa presencia – además de sus cuarteles generales – que Laureate tiene en ese país. Mis sospechas las confirmó Kevin Galvin, Director de Relaciones de Prensa & Medios de esa Universidad, que me escribió que “I am not aware of any institutional relationship between Harvard and Laureate International Universities.” (“No tengo conocimiento de ninguna relación institucional entre Harvard y las Laureate International Universities”). ¿En que estaría pensando Armanet?

No fue hasta un par de días después de recibir la respuesta de Harvard que caí en cuenta del significado de las palabras de la vicerrectora. Más arriba mencioné que las acciones de Laureate se transaban en la bolsa hasta el 2007. Ese año, la empresa fue sacada del mercado y se convirtió en una entidad privada. Entre los inversionistas que se mencionaron en esta nueva aventura financiera estaba el fondo de inversiones de Harvard. Hace un par de meses, Reuters informó que Laureate Education estaba preparando su regreso a la bolsa, sin duda con la esperanza de que unidades exitosas como la UDLA y otras cinco instituciones Chilenas la hagan una opción interesante para los inversionistas.

Y ahí está el genio orwelliano del argumento de Armanet: usar el apoyo del brazo de inversión de Harvard y Stanford, que están obviamente invirtiendo en Laureate con la expectativa de recibir ganancias, para sostener su argumento de que su Universidad no lucra, al mismo tiempo que sus dueños efectivos se preparan para un regreso triunfante a la bolsa.

Y mientras tanto, Pilar Armanet dedica su tiempo libre a discutir el futuro de la centro-izquierda como parte de la generación de recambio de la Concertación.

Priceless.

Palabras Clave :

6 Comentarios

  • simplemente macabro…. será posible que esto cambie con un puñado de cabros empeñosos… quisiera que si, pero me temo que no hay espacio para la dignidad humana en este mundo…..la máquina y las redes de poder son impresionantes… así como hace mucho tiempo recomendaba ciper a mis amigos, ahora recomiendo este blog…. saludos

  • […] Y aunque esta resolución evitará que la UDLA continué sus malas prácticas y al mismo tiempo recibir a estudiantes con créditos del Estado, es notable que en todo este largo proceso no se haya nunca considerado que la UDLA (como el resto de la red Laurate en Chile) es una institución cuya razón fundamental de existir son generar ganancias para sus dueños estadounidenses. […]

  • […] ingresos de Laureate provienen de América Latina. Y que Laureate Inc, que se ha mantenido como una entidad privada desde el año 2007, ha estado explorando desde el año 2012 un regreso al mercado bursátil, que le permitiría a sus […]

  • […] El proceso de negarle la acreditación a la UDLA ha sido como meter a la cárcel a Al Capone por evadir impuestos: es recién en este paso final el CNED insinúa lo que es de conocimiento público, esto es, que la UDLA utiliza estos contratos de servicios para evadir la prohibición de lucrar y así transferir sus ganancias a Laureate. Y no lo decimos nosotros, lo dice Laureate. […]

  • Deja un Comentario