Síntomas del Centralismo, Capítulo XXIV: Ignorancia

24 de feb, 2012 | Por | Sin Comentarios

A propósito del triste espectáculo que está montando el gobierno – encabezado por el Ministro Mañalich, con el caso de la persona fallecida en Aysén, es importante destacar que la inoperancia no es universal:

En la misma línea de la familia del fallecido, el seremi de Salud de Aysén, Pablo Mardones, aseveró en la noche del jueves que “en ningún caso la muerte de esta caballero tiene que ver con un atraso en la atención, ya que se sabía su mal pronóstico y estaba en antecedentes el Servicio de Salud”.

O sea, para resumir: por un lado, tenemos a un familiar directo y una autoridad regional afirmando que la muerte fue natural y que el atraso de la ambulancia no podría haber evitado la muerte. En el otro lado, dos ministros de Estado que, desde Santiago, tiene una, ejem, versión alternativa de lo que pasa en Aysén.

Si tuviéramos que apostar, el único que podría perder la pega por este incidente es el Seremi.

Palabras Clave : ,

Sin Comentarios

Deja un Comentario