El Gráfico del día: Ni Igualitarios en el Mercado ni Redistributivos vía Estado

26 de ene, 2012 | Por | 8 Comentarios

La OECD –ese espejo en frente al cual decidimos pararnos hace un par de años y que nos hace ver más bien feos–, ha lanzado una nueva serie de documentos de trabajo en siete volúmenes, bajo el título “Menos desigualdad de ingreso y más crecimiento – ¿Son compatibles?“. Además de mostrar una pobreza relativa en la cantidad de datos e indicadores disponibles para el análisis de nuestra realidad social (lo que implica que en muchos gráficos y tablas Chile simplemente no aparezca), prácticamente todos los indicadores muestran a Chile, una vez más, en la peor posición del listado de países en términos de desigualdad. Para muestra, el siguiente gráfico, sacado de la tercera parte del informe, en su página 8:

El gráfico muestra al menos tres cosas. Primero, hay distintos regímenes de desigualdad. Algunos países, como Finlandia o Dinamarca, tienen niveles moderados de desigualdad en los ingresos generados en el mercado (eje horizontal), y sus políticas de impuestos y redistribución tienen un alto impacto redistributivo (eje vertical). Otros, como Gran Bretaña, tienen alta desigualdad de mercado, y un impacto redistributivo de la estructura tributaria y la política social relativamente alto. En un tercer grupo, en que Corea es el ejemplo más extremo, el Estado tiene un rol redistributivo mínimo vía impuestos y transferencias, pero como la desigualdad de inicio generada por el mercado es baja, el resultado es un bajo nivel de desigualdad.

Segundo, como muestra la línea de tendencia en medio de la nube de puntos, la tendencia es que países que tienen mercados laborales menos igualitarios, tienden a tener políticas tributarias y de transferencia que tienen un mayor impacto redistributivo.

Tercero, un solo país –adivine, adivine!- escapa a esta relación creciente entre desigualdad de mercado y rol redistributivo del Estado. Ahí, solo, en la esquina inferior derecha del gráfico, está Chile: presenta el mayor nivel de desigualdad de ingresos antes de impuestos y transferencias (por eso está a la derecha), y es el país cuyas políticas tributarias y de transferencias tiene menor impacto redistributivo, descontando la ya mencionada Corea (por eso está en la parte baja del gráfico). Es decir, tenemos un mercado que genera y reproduce desigualdades fuera de la norma que muestran los países desarrollados, y un Estado que básicamente no las corrige (si no, pregúntele al clan Matte). Pero claro, una reforma tributaria profunda, dicen algunos, no es prioritaria. Welcome to the Jungle, baby!

 

Los papers de la OECD (en inglés) se pueden descargar aquí:

Parte 1: Mapeando la desigualdad en la OECD

Parte 2: La distribución del Ingreso Laboral

Parte 3: Redistribución de ingresos vía impuestos y transferencias en los países de la OECD

Parte 4: Ingresos en el tope de la distribución

Parte 5: Pobreza en los países de la OECD

Parte 6: La distribución de la riqueza

Parte 7: Un análisis basado en regresiones condicionales y no condicionales por quintiles

 

8 Comentarios

  • gracias matías. ¿Cómo hacemos para que esto sea enfrentado por los que dicen que la Reforma Tributaría no es importante?

  • Pedro y Matias:

    No seria mejor empezar por “traducir” esto en “facil” para que pueda ser entendido por periodistas y politicos promedio; para luego ser difundido FACILMENTE entre la poblacion general.

  • Pedro: la mayoría de los “tomadores de decisiones” ya lo saben. El tema, como dice Pedro, es difundirlo para que se instale coo tema en la ciudadanía.

    Fernando: mmmhhh… es lo que intenté hacer en el artículo. Al parecer sin éxito. Hay algo que te parezca particularmente oscuro en la explicación?

    Gracias por los comentarios.

  • justo hoy ley un post llamado “Libera el ignorante que hay en tí” (http://bit.ly/xCk7Et), y me quedo dando vuelta la idea… tratando de criticar constructivamente un post que se hace llamar “el gráfico del día” en un blog que (creo) tiene un publico muy diverso, y no necesariamente tecnico.

    Me parece difícil pretender que los periodistas, nuestros excelentísimos politicos “tomadores de decisiones”, y la ciudadanía general comprenda un gráfico en que:

    -su texto está en inglés. -se hace entender por el titulo que correlación es causalidad. -ejes no tienen unidad ( % ? ). -línea de tendencia SIN significancia estadística.

    ademas, hay tecnicismos que no son simples (partiendo de la ignorancia en terminología y concepto económicos): -para empezar, no se parte definiendo qué es desigualdad. Por qué? Porque en el mismo post se agregan términos asociados que no son faciles de descifrar, y enredan más: -”regímenes de desigualdad” -”desigualdad de mercado” -”transferencias” -”países que tienen mercados laborales menos igualitarios”

    Para mi lo más importante de tu post es:

    ” (En Chile…) tenemos un mercado que genera y reproduce desigualdades fuera de la norma que muestran los países desarrollados, y un Estado que básicamente no las corrige. “

    Trataria de simplificar el gráfico a un mono de servilleta…( a la http://nyti.ms/yWRSMY ) y que se centre en graficar en forma simple con datos el enunciado en cuestión. En Mac el programa OmniGraphSketcher es buenísimo para hacer gráficos rapidamente.

    Critica a parte, felicitaciones por el blog, y la calidad de los posts.

    • Este Napolef3n ciertamente le daba a la sreesa. Por suerte, la desigualdad actual en el llamado “primer mundo” casi siempre se mide en te9rminos de lujo; los niveles dignos de subsistencia este1n pre1cticamente asegurados para el 90% de la poblacif3n de los paedses avanzados. Ademe1s, hoy deda a uno lo determina el entorno, y no el pertecener al primero, segundo, o tercer Estado (en te9rminos del Antiguo Re9gimen, del que despertf3 Francia con la Rev. Francesa).Por todo ello, la religif3n es cada vez me1s transparente.En cuanto a la desigualdad de la propiedad… hay casos y casos, pero creo que en te9rminos generales es positiva. Para que9 vas a estudiar y trabajar si lo que consigas con tu sudor no te sea reconocido como tuyo? El premio para el vencedor es justamente diferenciarle del que no lo es. No hacerlo sereda como unas olimpiadas sin podio ni medallas.PD: Asimov rules

  • Fernando, gracias por el comentario. Sin duda que simplificar el mensaje sin alterar el contenido es siempre un desafío cuando se presenta información de documentos técnicos. Tratar de mantener un flujo de publicación de las cosas de interés que vamos encontrando, sin que nos consuma grandes cantidades de tiempo (que no tenemos), es otra dificultad. Por eso, en este caso, el gráfico no es más que una captura de pantalla del informe original de la OECD, más una breve explicación. Por eso está en inglés, y por eso también la ausencia de etiquetas en los ejes y de los datos de la regresión: el informe de la OECD -que por cierto está linkeado más arriba y cualquiera puede consultar para obtener más detalles- no los incluía. (No entendí donde se da a entender que hay causalidad).

    En cualquier caso, se agradece el interés y la retroalimentación. Si puedes darte el tiempo de hacer una versión simplificada del texto, incluyendo una versión de servilleta del gráfico, desde acá la linkeamos.

  • Interesante la columna. Preguntas: en cuanto a la desigualdad en los ingresos generados por el mercado. ¿Cuáles son los determinantes de esas desigualdades generadas por el mercado? ¿Qué tiene de diferente el mercado coreano al chileno para producir “de novo” menores índices de desigualdad? ¿Qué políticas se pueden implementar en orden de corregir esas desigualdades dadas por el mercado?

    Si bien entiendo que el objetivo del post es mostrar aún más argumentos sobre la evidente necesidad de implementar una reforma más estructural de nuestro sistema tributario, también creo que es importante revisar el mercado en sí y su potente efecto en la desigualdad de este pais. Se puede caminar y mascar chicle a la vez, ya que los desafíos que tenemos como sociedad son bastante grandes y no pueden limitarse a una sola política pública. Saludos!

  • Estimado Cristian, perdona la tardanza en la respuesta. Los determinantes de la desigualdad de los ingresos autonomos, que se obtienen principalmente a traves de salarios, son multiples, y varian de pais en pais. Un primer factor, que es clave, es la desigualdad en el sistema educacional, tanto en terminos de cantidad (la distribucion dle numero de anyos de educacion y los niveles de certifiacion obtenidos) como de calidad. Un segundo factor son los mecanismos institucionales de determinacion de salarios, particularmente los mecanismos de negociacion colectiva, el rol y fortaleza de los sindicatos, y los mecanismos de determinacion del salario minimo. La estructura de la fuerza de trabajo (quien trabaja y quien no) tambien es central. Tambien relevantes son la composicion de los hogares (cuantos trabajadores, cuantos ninyos, si los matrimonios son entre gente de igual nivel socio-economico ye ducacional, etc). Finalmente, mecanismos de compensacion (e.g. bonos y acciones) que pagan altisimos salarios a ejecutivos y otros altos ejecutivos tambien pueden afectar la desigualdad al aumentar la concentracion en el tope. La lista es larga, como ves. No conozco en detalle la dinamica del mercado Coreano. me dejas con “tarea para la casa.” En terminos de politica, las hay en todos los planos. Una obvia es mejorar la educacion publica, de modo de mejorar los niveles de acceso a mejores trabajos de aquellos que no pueden pagar una educacion privada. La segunda, aumentar el poder negociador de los sindicatos. Tercero, politicas pro-empleo que incentiven a las familias bi-parentales de menores ingresos a tener, idalmente, dos ingresos.

    Comparto la idea de que hay que hacerse cargo de ambas partes de la ecuacion, es decir, la estructura del mercado laboral, y los mecanismos de recaudacion y redistribucion. SIn duda que esta breve nota no recoje nu una minima fraccion de la mucha pega que hay por hacer. Espero que el grafico si muestre que hay mucho espacio ganar en terminos de politica publica. Gracias por el comentario.

  • Deja un Comentario