¿Por qué son tan mediocres nuestros políticos?

31 de oct, 2011 | Por | 1 Comentario

Peña se lo pregunta, a propósito del caso Girardi, y reflexiona que

El problema en la cultura política del país es que todas las reglas se usan por todos los sectores políticos como recursos puramente estratégicos, sin atender, siquiera por un momento, a su intrínseco valor moral. Las reglas no son así reglas -es decir, mecanismos para controlar la conducta-, sino recursos que se emplean como fichas, según cuáles sean los intereses del caso, para derrotar o al menos poner incómodo al adversario.

No hay duda de que lo que argumenta en su columna es fundamental para entender por qué estamos como estamos. A esto hay que agregar, sin embargo, que el sistema binominal resultó en una generación de parlamentarios que apenas deben responder ante sus faltas, pequeñas o grandes. Su supervivencia desproporcionadamente del poder que tienen dentro de una maquinaria partidista, y no de los votantes. La influencia dentro del partido se traduce en un cupo favorable para las elecciones, y en el marco del binominal, suficiente influencia vale una senaturía o una silla en la cámara. Girardi puede ser un pastel como Senador, pero obviamente no ha tenido muchos problemas para manejar sus cuotas de poder dentro del PPD.

Obviamente el sistema binominal es solo parte de la historia (incluso con un sistema más proporcional, un político poderoso podría encontrar un distrito a la medida), pero es innegable que ayuda a generar una cultura de chipe libre.

Palabras Clave :

1 Comentario

  • [...] propósito del affaire Girardi, acá está un artículo de la bóveda de DLR explicando con más detalle la importancia de cambiar [...]

  • Deja un Comentario