El Lucro, el Cinismo, y la Honestidad en el Debate

07 de Ago, 2011 | Por | 2 Comentarios

Una de las tendencias más tóxicas en el debate de la educación es ejemplificada perfectamente por la última columna de Esteban Valenzuela en El Mostrador:

Se han hecho cambios cosméticos – más supervisión y aporte levemente diferenciado-, pero lo esencial es lo que demanda el movimiento estudiantil y ciudadano: un nuevo sostenedor público (provincial) que lidera y sí integra las buenas gestiones municipales que las hay (no tiene sentido destruir esos casos, pero a las municipalidades precarias y con malos resultados, debe traspasarse dichas escuelas a otra municipalidad o al sostenedor provincial-regional), crear las fundaciones sociales con buena fiscalización en lo subvencionado, que debe llamarse “educación pública delegada”, ya que el Estado provee los recursos. Además de criterios para la focalización, evitando lo evidente; pasamos en algunos municipios y áreas al déficit de infraestructura a un proceso de saturación por sobre oferta. Todo ello, con apego a la libertad de enseñanza, valorando el aporte de Iglesias, instituciones laicas y otras que han mostrando calidad y compromiso social en sus establecimientos.

Obviamente, uno puede debatir con Valenzuela el valor de lo que está proponiendo. Pero a estas alturas ni la ignorancia puede excusar partir un párrafo pretendiendo describir las demandas del movimiento estudiantil para a renglón seguido describir un sistema municipalizado, con un sistema privado “delegado”, y la mantención de la libertad de enseñanza, entre otras cosas. Leer el Acuerdo Social por la Educación, que sí recoge las propuestas del movimiento estudiantil, e intentar cuadrarlo con lo escrito por Valenzuela es un ejercicio imposible.

Este tema seguirá generado importantes y acalorados debates. Las ideas y propuestas seguirán apareciendo a medida que discutimos qué modelo puede generar la mejor educación, y sobre todo, qué entendemos como mejor. Para avanzar, ciertos comentaristas podrían partir por describir las demandas sociales con un mínimo de honestidad.

 

Palabras Clave : ,

2 Comentarios

  • So pena de convertirme en un extremista de la ortografía, mil disculpas si importuno:

    (Último párrafo) – “Este debate seguirá generado importantes y acalorados debates” -> ‘Debate’ dos veces: podría cambiarse por ‘discusiones’. – “(…) a medida que discutimos que modelo” -> el segundo ‘que’ debería ser ‘qué’. – “(…) que entendemos como mejor” -> es ‘qué’.

    Saludos!

  • Camilo,

    Gracias por las correcciones.

  • Deja un Comentario