Educación 2020 y el Fin del Lucro

06 de ago, 2011 | Por | 1 Comentario

Por el rol central que el lucro ha tomado en la discusión sobre educación, he estado observando con interés cuál es la posición de Educación 2020 y Mario Waissbluth con respecto al tema. El cuál es tratado en la respuesta de E2020 a la última propuesta del gobierno:

Abrir el debate sobre el lucro con los recursos del Estado. El fin al lucro es una sentida demanda social. No existe evidencia que demuestre que el lucro mejora la calidad y, por el contrario, la búsqueda de ganancias puede generar incentivos perversos. En el escenario actual, en que ya no hace falta aumentar masivamente el número de establecimientos, consideramos innecesario seguir manteniéndolo. Si bien, la transparencia en el uso de los recursos es un paso muy importante, es posible proponer que, de ahora en adelante, no se abrirán nuevos establecimientos con fin de lucro y evaluar una fórmula para que los sostenedores actuales puedan constituirse en organizaciones sin fin de lucro sin perjuicio de su patrimonio.

Aunque no contradice en lo estricto lo declarado en twitter por Waissbluth hace unos días, claramente la propuesta significaría la eliminación efectiva de las escuelas con fines de lucro. Pero a diferencia de otros puntos en el documento, su ambigüedad es evidente: Los firmes “debe ser”, “es necesario” y “proponemos” se reemplazan aquí por un “abrir el debate”, “es posible proponer” y “evaluar una fórmula”. No hay mucha convicción en este texto.

Aparte del tono de la propuesta, es importante dejar en claro que la prohibición del lucro en la educación para futuros establecimientos debe ser necesariamente acompañada por la transformación de los  establecimientos que hoy lo hacen en organizaciones sin fines de lucro. Tener la primera sin la segunda sería nocivo para el sistema educacional, y garantizaría la supervivencia del lucro. La razón es obvia: no transformar a los establecimientos con fines de lucro existentes generaría, por ley, un mercado artificial para un bien que hoy es abundante pero que se volvería escaso: la licencia para lucrar con la educación. Un colegio con fines de lucro sería tremendamente atractivo para inversionistas, incapaces de obtener ganancias con nuevos establecimientos. Abrir sucursales en otros barrios y ciudades usando la marca (algo parecido a la franquicia de McDonald’s) de un colegio existente sería una forma fantástica de expandir el negocio con aportes públicos. Es decir, una fórmula ganadora para mantener el modelo actual.

Los análisis de E2020 con respecto al lucro en la educación han sido claros, aunque no han considerado el fin del mismo como su conclusión lógica. Waissbluth mismo ha dejado abierta la puerta para el lucro en la educación universitaria. No me queda muy claro si la organización no considera al lucro como un tema central de la reforma, o si su posición ambigua se debe a otros motivos. En cualquier caso, con un 80% del país en contra del lucro en la educación, parece estar claro para donde debería apuntar la reforma. Pero en los detalles, como siempre, está el diablo.

1 Comentario

  • [...] A algunos no nos termina de quedar clara la postura de Educación2020 frente al tema del [...]

  • Deja un Comentario