Senadores Ministros: La ideología Larraín-Chadwick y las vueltas de chaqueta

20 de Jul, 2011 | Por | Sin Comentarios

La designación de los Senadores Pablo Longueira y Andrés Chadwick al gabinete, y la pronta designación de sus reemplazos por cúpulas partidarias, ha generado nuevamente una intensa discusión sobre la legitimidad de este aspecto de nuestro sistema democrático.

Cuestionado está este breve artículo de la Constitución, que fue aprobado el 2005, junto a otras reformas:

Las vacantes de diputados y las de senadores se proveerán con el ciudadano que señale el partido político al que pertenecía el parlamentario que produjo la vacante al momento de ser elegido.

Por suerte para el país y el perfeccionamiento de la democracia, varios importantes actores políticos han expresado profundas dudas sobre este mecanismo. Aquí tenemos por ejemplo, al Senador UDI Hernán Larráin, en entrevista a UPI reporteada por Radio Bío-Bío:

El vicepresidente de la UDI, senador Hernán Larraín cuestionó que se designe a parlamentarios como ministros, argumentando que con el actual sistema se deja “a los ciudadanos sin sus representantes electos” y con quienes sean “designados por los partidos”, algo que, a su juicio, “es completamente inconveniente”.

la nota agrega además que la UDI tomará en cuenta la mayor cantidad de opiniones posibles para reemplazar a Chadwick y Longueira, “pese a [la] postura contraria [de Larraín] a la designación de sucesores de parlamentarios por parte de los partidos” y que esta postura la tiene “desde en la administración de Michelle Bachelet se designó como ministra secretaria general de Gobierno a la ex diputada Carolina Tohá” y que su oposición es “independientemente de las personas”. Más claro, imposible. Hernán Larraín, hombre de convicción, está opuesto desde hace años a la práctica de reemplazar parlamentarios por la vía dedocrática. Es “tremendamente inconveniente”.

Y aunque es cierto que el paquete de reformas fue aprobado por una inmensa mayoría de los parlamentarios el 2005, su origen es mucho más antiguo. Vïa el boletín 2526-07, cuatro honorables senadores proponían, en Junio del año 2000, la siguiente modificación a la Constitución:

“Las vacantes de diputados y las de senadores se proveerán por el ciudadano que haya señalado el partido político al declarar la candidatura del parlamentario que produjo la vacante.”

Si le suena conocido, es porque lo leyó más arriba. Excepto por el “al declarar la candidatura”, el mecanismo propuesto sobreviviría los cinco años de discusiones subsiguientes y serían incluido en el paquete de reformas del 2005.

¿Los cuatro senadores? Sergio Diez, Sergio Romero, Andrés Chadwick, y Hernán Larraín. Si, leyó bien. El Senador que escribió el bendito artículo de la Constitución ahora se pasea por los medios criticando el mismo artículo. Que, por una de esas casualidades, le permite reemplazar en el Senado a otro de los autores del artículo.

The Chilean Way.

 

Palabras Clave :

Sin Comentarios

Deja un Comentario