Ideas sobre “Democracia Real Ya”

23 de May, 2011 | Por | 2 Comentarios

Publicamos esta columna de Pablo Simón Cosano * del blog lakancilleria quien escribe desde España sobre el movimiento Democracia Real Ya.

Estoy inserto en la vorágine del trabajo y aún no había tenido tiempo de pronunciarme sobre el movimiento “Democracia Real Ya”. La Plataforma y sus demandas ya están en la calle y los medios, aunque a las redes sociales llegaron antes #15m #spanishrevolution #acampadalsol. Si hablas sobre el tema con alguien de izquierdas el comentario será que el movimiento es muy interesante, pero que no está plasmado en un partido ni en un programa político. Por lo tanto, lo compartirá pero disentirá en sus formas. Si el receptor es de derechas ni siquiera se sentirá concernido por ello ya que estos jóvenes o salen a protestar contra Zapatero o vienen directamente jaleados por él. Los nazis empezaron igual en Alemania, he llegado a oír. Apenas he seguido la prensa y los medios (mal, mal) y reconozco que de inicio el movimiento me generó mis dosis de escepticismo. Sin embargo, a medida que van pasando los días he ido aclarando mis ideas. Y ya se sabe, a veces conviene pararse un momento a pensar antes de hablar. Algunas ideas dispersas sobre el tema:

  1. Ya era hora. 40% de paro juvenil, 20% de paro ordinario, gente por debajo del umbral de los mileuristas, clases medias precarizadas, beneficios y plusvalías millonarias para la banca y empresas y gobiernos y partidos en sumisión. Era urgente y necesario que saliéramos a la calle para protestar contra el sistema, que nos escapásemos de la narcotización del conformismo y la telebasura.

  2. Este movimiento tiene más presencia que la que hubo en las huelgas generales de los sindicatos. Está claro que hay una importante parte de la sociedad que no se siente representado por los mecanismos tradicionales de participación política, sean partidos u organizaciones sindicales. Por lo tanto, estamos ante algo que apunta a la propia pérdida de legitimidad del sistema. Hoy se sale a la calle lo que no se salió en la Transición.

  3. No hay que equivocarse, este movimiento es netamente de izquierdas: sólo hay que leer las principales demandas de los asistentes. Es evidente que la gente conservadora y de derechas o bien no se ha visto afectada ni por la crisis política y social (la inminente victoria del Partido Popular es un buen placebo) o bien es caldo de cultivo de la extrema derecha.

  4. Este movimiento recoge a los desafectos con el sistema. Quiero creer que los que se están concentrando son los desafectos críticos, los informados, los activos, los que están por el cambio del sistema… y no los del populismo demagógico del “son todos iguales”. Es decir, quiero pensar que los críticos que están en la Puerta del Sol y otros lugares piden más Política y no menos. Lo contrario sí me aterraría.

  5. Los ciudadanos no son menores de edad. Siempre sale el tertuliano imbécil de turno a decir que los que se concentran están manipulados o controlados por IU, Rubalcaba, la CIA y ETA. Eso es lo que creen en la democracia, que se piensan que somos simples borregos acríticos y controlables. La auto-organización de los manifestantes y concentrados demuestra la gran capacidad de los movimientos autónomos.

  6. Los partidos no saben qué hacer. Algunos llegan tarde y se intentan acoplar al movimiento, como UPyD o IU. En esas plazas hay más de los segundos que de los primeros. El PSOE dice comprender la indignación pero no es consciente de que su propio electorado potencial (incluso militantes que hay por allí) explicitan sus propias contradicciones a la hora de gobernar. Y el PP se basa en la indiferencia o la crítica burlona ahora que sabe de que esto remata electoralmente al partido socialista. El PSOE tiene más urgencia para reformarse que el PP.

  7. No podemos esperar que cristalice en un partido o un programa ahora. Eso lleva tiempo porque lo primero que tiene que haber es una base social, una base que ya está en la calle. Este movimiento es algo más que “interesante”. Puede  ser un movimiento que introduzca inputs para cambiar un sistema que parece bloqueado a nivel institucional-económico. Si no optamos por esta vía ¿Cómo introduciremos las demandas de cambio?

  8. Me preocupa que la bofetada que se ha ganado el PSOE a nivel general se la lleve a nivel local. El 22 de mayo votamos alcaldes y concejales. Ellos no tienen la culpa de la reforma laboral, la jubilación o la Ley Sinde. Ellos tienen que lidiar cada día con las calles mal pavimentadas, la comisión de regantes o las fiestas patronales. A parte de cambiar el mundo, el día 22 hay que pensar bien a quien vamos a poner al frente de nuestro ayuntamiento.

  9. Si todo esto va bien podemos terminar en un proceso constituyente con una alternativa diferente. Si esto va mal, podemos terminar en 10 años votando a Plataforma per Catalunya o Falange. Vamos a hacer que acabe bien.

*Pablo Simón es Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Máster en Comportamiento Político por la Universitat Pompeu Fabra, Barcelona.

2 Comentarios

  • Frase típica de un político: “oh, que interesante el movimiento… ojalá se convirtiera en partído político”…

    Lo que sucede en españa respecto a la mirada de incomprensión de los partidos es similar a lo que ocurre acá y en los demás países. Es demasiado explosivo y reciente para que los “viejos” entiendan lo que pasa. Esos “viejos” que olvidaron los lugares comunes, sus propios orígenes. Se me viene a la cabeza la rutina del Palta Melendez en viña, donde personificado como Allende dice: “qué pasó compañeros?” Se las recomiendo, si la pueden encontrar por ahí en la web.

    Saludos

  • […] derivadas de mi experiencia. De eso y de los sentimientos encontrados que me genera volver a leer los textos que escribí por […]

  • Deja un Comentario