Manual para destruir la Educación Pública: El presupuesto de educación.

10 de nov, 2010 | Por | 13 Comentarios

Si yo fuera un Ministro de Educación de derecha, y me propusiera socavar de manera profunda la educación pública haría lo siguiente.

Antes que nada consideraría los distintos niveles educativos, y los distintos espacios sobre los cuales el MINEDUC tiene poder, de modo de generar un efecto estrangulador integral. Literalmente le quitaría el oxígeno al sistema de educación público tal cual una serpiente constrictora estrangula a su presa con su presa.

Ya en la cancha chica, partiría apuntando mis dardos hacia el Sistema de Protección Preescolar que edificó el gobierno de Michelle Bachelet. Que me mejor que cortar los recursos para la ampliación de la red de jardines infantiles. Me bastaría saber que en los quintiles más bajos la cobertura sólo alcanza a un 32% de la población. Sería un golpe robusto a esa izquierda retrógrada que quiere quitarles a las madres el derecho de cuidar a sus propios niños en sus primeros años de vida.

En segundo lugar generaría distintas estrategias para acortar la vida útil del sistema de educación municipal. Dado que se ha vuelto tan popular el tema de la formación de directores aprobaría fondos para fortalecer este espacio formativo, sin embargo no pondría barreras para que estos nuevos directores, nuestros nuevos directores de elite, migraran a los colegios particulares subvencionados. Claramente no sería de mi agrado (recuerden que sigo siendo un ministro de derecha) que mi inversión terminara en establecimientos municipales, carcomidos por los grupos de interés y la política. Respecto a la formación de docentes, quitaría fondos para la formación continua. Los profesores nunca han sido muy gentiles con la derecha, yo tampoco seré gentil con ellos.

Respecto a los dineros de la Ley de Subvención Preferencial (SEP), quizás uno de los logros más importantes de la Concertación en impacto del rendimiento de los alumnos más vulnerables, haría vista gorda a la promesa de campaña de duplicarla en los cuatro años de gobierno y realizaría un modesto aumento dentro de la ley de presupuestos.

En el ámbito de la educación técnico profesional, y a sabiendas que un 45% de los alumnos de educación media en establecimientos públicos optan por esta opción, y que un 60% de estos alumnos pertenecen a los quintiles 1 y 2, reduciría todos sus programas asociados.

Por último, y casi de manera burlesca, destinaría más de un tercio del presupuesto para la reconstrucción, pero ojo, no la destinaría a las escuelas y liceos municipales, las concursaría exclusivamente entre los colegios particulares subvencionados. También me daría el gusto de disminuir los recursos de infraestructura de los municipales.  Esa plata generalmente es mal gastada y los privados siempre han sido mejores para administrar los recursos de todos los chilenos.

Cambiando de rubro, y mirando a la educación superior. Tomaría dos decisiones iniciales. Primero disminuiría los recursos del Fondo Solidario y aumentaría los del Crédito con Aval del Estado (la tasa del segundo es significativamente mayor a las del primero). Por otro lado abriría una seria de fondos concursables para la innovación y el desarrollo. Aquí pondría a competir a las universidades privadas y a las públicas haciendo como si estuvieran en igualdad de condiciones para dar la pelea. Como tengo claro que en la práctica la cosa no es así sería una carrera ganada, más fondos para el sistema de educación privado.

Entre otras, estas son las acciones que yo realizaría si fuera un ministro de educación de derecha, asfixiar al sistema de educación público hasta dejarlo sin aliento.

Terminando con esta sátira y poniéndome un poco más serio (he dejado de ser el ministro de derecha), informo que cada una de estas acciones son las que se han puesto en marcha mediante el envío de la Ley de Presupuesto del Gobierno de Sebastián Piñera al Congreso. Aquí sólo se entrega una mirada integral al impacto que podría llegar a tener la aprobación de un presupuesto de la nación de estas características. A modo de justicia el presupuesto tiene un par de aciertos que es bueno destacar. En primer lugar se hacen reales las becas de pedagogía… y en segundo lugar, bueno la verdad es que no hay mucho más.

Muchos hablan de un gobierno de excesivo pragmatismo, que se moverá a donde más caliente el sol. La ley de presupuesto 2011 es una prueba clara de que el escenario es un poco más complejo, y que en los espacios más significativos para el futuro del país, las ideologías constitutivas de la derecha chilena comienzan a asomar.

13 Comentarios

  • Excelente y desmoralizante artículo.

    Creo que Lavín está en una posición estratégica para generar reformas fuertísimas en ámbitos clave en la definición de nuestro modelo de Desarrollo.

    Pero lo más alarmante es que no solo la está sacando barata (son más los miedos a la “inpopularidad” que el oficialismo expresa en los medios, más que la oposición real a los anuncios y acciones político-administrativas)sino que está siendo uno de los ministros mejor evaluados tras Golborne, en una cartera que fue puesta en segunda prioridad y constantemente sumida en conflictos durante los gobiernos de la Concertación.

    ¿Dónde están los actores sociales de la educación? Me parece que el estilo Colegio de Profesores, ANDIME, ANDEPA y todos ellos están encapsulados y deslegitimados, y actores como Educación 2020 son una forma de validación de un lobby demasiado minoritario que se disparó en los pies al basar su validez en la “transversalidad”, la ausencia de conflicto y construir su espacio mediático a partir de entrar en las pautas de Qué Pasa.

    La verdad es angustiante el panorama.

  • RodrigoRodriguezNuñez dice:

    Muy buena columna Miguel. La pregunta es que estamos haciendo desde el otro lado?? Entiendo que 20 años de Concertación fueron pocos para reformar un sistema diseñado por los mismos que hoy pernoctan en el Mineduc, especialmente cuando ni siquiera hubo un acuerdo “dentro de la concerta” de diseño educacional. No hemos sido capaces como PAÍS de acordar un modelo justo, equitativo, solidario y participativo. Probablemente el tema SALUD y EDUCACIÓN (que son mis áreas preferidas) son los más difíciles de tratar por parte de las Naciones… no existe la fórmula mágica, pero hemos intentado hacerlo??? Por algo salieron a marchar los pingüinos en un gobierno “socialista”. Creo que este es nuestro gran deber como generación, lograr los acuerdos dentro de nuestro lado de la vereda en materia de Educación, Salud y Vivienda, sin estas herramientas las políticas sociales, económicas, laborales, seguirán hundiéndose en un modelo cuya matriz está inestable. Felicitaciones nuevamente por la publicación.

  • Y mientras tanto, los honorables de la oposición ocupan su espacio en los medios hablando del futbol. Lo más grave de la situación, es que nadie está haciendo nada serio por detener esta agenda.

    • Totalmente de acuerdo contigo Martín, que pena.

    • Lo que sucedió en el fútbol es uno de tantos flancos abiertos y que la oposición no sabe como ser oposición. Nos metieron goles por lo del royalti, educación, desarrollo de las regiones, etc. etc. etc. El tema es que son tantos los flancos por los que se va afianzando este modelo económico, que los “líderes” opositores ya no dieron la talla, hace rato!!!

  • Hubo un momento en que dude de lo que escribias. Y es simplemente cuando haces el paso de la satira a la realidad.

    Como dice tironi “mientras la bicicleta vaya rapido, no te caes como pais”.

  • Qué malos malísimos son todos los de derecha y que buenos buenísimos los de la izquierda!!!

  • Cristobal Valenzuela dice:

    Exacto, se nota como la oposición no se acuerda de como ser oposición… más preocupados de la Segegob y de la Anfp

  • Es una pena, descubrir como se puede destruir tan rápido y sin que nadie lo note la educación publica de nuestro país. Como nos quedamos mirando de brazos cruzados mientras terminan de arruinar, nuestro ya debilitado sistema educativo. Lo peor de todo esto es que esta información solo la conocen unos pocos, pues muchos solo escuchan como les hablan de disoluciones por la Anfp…Mientras que detrás sin que nadie lo note, nos anotan un gol de media cancha… que nos va doler después!

  • [...] líneas en columnas anteriores a criticar lo que la derecha entiende por educación. Personalmente critiqué el presupuesto de educación para el 2011 enviado por el oficialismo y cuestioné que se hable de reforma a la educación con el proyecto recién votado (de ninguna [...]

  • Deja un Comentario