Ay, las regiones

28 de Oct, 2010 | Por | Sin Comentarios

[El Presidente] destaca que en 120 días, la economía en Chile volvió a crecer. Pero no le preguntó a los comerciantes en Dichato, ni a los de Lenga, ni a la gente que todavía está sin agua ni luz en población Santa Clara, en Talcahuano. Decir que hemos crecido es una burla cruel, sin mencionar la falta de empleo que tiene a la gente haciendo marchas de protesta en Chiguayante, Lota, Coronel, Penco, Talcahuano, y para que seguir.

Salvador Schwartzmann en editorial en la Radio Bío-Bío

Es realmente difícil hacerle entender a los Santiaguinos este simple hecho: vivir en regiones en este país es ser ciudadano de segunda categoría. Un ejemplo minúsculo: hoy, en el centro mismo de la ciudad de Concepción, hay un edificio que se encuentra condenado a demolición (al menos parcial). Por seguridad, los vecinos del edificio no pueden vivir allí y no se puede transitar por esas calles. Es imposible pensar que algo como esto pudiera suceder en nuestra querida capital.

Que queda para los pueblos costeros pequeños o puertos grandes que menciona Schwartzmann, una vez abandonados por la prensa “nacional”, pasaron de ser a ser la cara de la tragedia a gente viviendo en aldeas.

Vivir en regiones es ser ciudadano de segunda categoría, y el terremoto desnudó esa realidad más que casi cualquier evento en nuestra historia reciente. El centralismo mató chilenos ese día, y hoy continúa, más lentamente y sin tanto movimiento, dejando a otros chilenos detrás.

Palabras Clave :

Sin Comentarios

Deja un Comentario