Elite Pachotera e Ignorante muestra sus garras en la Junji.

20 de jul, 2010 | Por | 5 Comentarios

Una vez más funcionarios del actual gobierno nos deleitan con frases para el bronce que demuestran el anacronismo en el que algunos de ellos todavía viven. Las declaraciones de Ximena Ossandón, donde evalúa la pertinencia de los jardines y salas cunas en función, según ella, del mal uso que se hace del sistema, son propias de una elite pachotera e ignorante que, francamente, producen mucha indignación. (Agradecemos a las Curvas Políticas por la pelotera que levantó ayer temprano.)

Si esta señora dijera lo que dijo desde la presidencia de alguna fundación religiosa o desde otra institución privada le daríamos el beneficio de la duda, o por último, dejaríamos pasar su tontería, entendiendo que a veces la clase alta, de derecha y conservadora, está imposibilitada de ver el mundo más allá del portón eléctrico de sus casas y de las muchas nanas que cuidan y desempolvan sus vidas domésticas; y que además mide la realidad y juzga al resto desde su propia experiencia cotidiana.

No hay que ser demasiado culto para saber que los jardines infantiles cumplen un rol fundamental en el apoyo a las madres que trabajan y, en general, a las familias que por diversos motivos no pueden cuidar a sus hijos en casa. En particular, el sistema provisto desde el Estado para cumplir esa función existe para apoyar a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad y garantizar su formación pre-escolar en igualdad de condiciones. Se deduce entonces que el entorno familiar también es vulnerable, que no se generan grandes recursos económicos y que esa madre no tiene necesariamente ni el tiempo ni el dinero para irse a la playa, ni menos para irse de happy hour cada vez que lo quiera.

Creo que están evaluando la pertinencia del sistema en su conjunto por algunos casos de abusos aislados de los beneficios entregados, que de todas formas yo pondría en duda. Y si fuera cierto se deberían entregar argumentos concretos y razonables que prueben las afirmaciones de Ossandón. Pero como la operación es más dogmática que racional, más del tipo “mujeres vuelvan a sus casas a cumplir sus deberes”, no podemos pedirle peras al olmo.

Declaraciones como las de hoy debieran hacernos poner una alarma en rojo furioso sobre el riesgo de dejar las instituciones del Estado en las manos de personas que representan concepciones cada vez menos aceptadas por la sociedad. En especial las instituciones creadas para velar por el bien de todos y sobre todo de aquellos que tienen menos.

Palabras Clave : , , ,

5 Comentarios

  • Concuerdo totalmente. Cuando los conservadores llegaron con Regan a la Casa Blanca, se dieron cuenta de que el legado del New Deal y del movimiento por los derechos civiles estaba protegido por centenares de organismos públicos que tenían por misión, según sus respectivas leyes, llevar a cabo ciertas labores. Acá, cuando la Concertación llegó al poder, se encontró con que los quorums establecidos por la Constitución para legislar y el binominal hacían imposible cambiar el armatoste creado por la dictadura.

    Ahora que Piñera y los suyos se enfrentan a este eterno dilema de cómo transformar desde dentro un orden concreto, todo indica que han optado por la lucha desde la esfera que siempre han mantenido: la hegemonía cultural y comunicacional. Como el duopolio periodístico les deja pasar lo que quieran, están dedicados a declarar que el sistema de salud es insostenible, que los frescos se aprovechan de la Junji, que la red de protección social es ineficaz… poco a poco van preparando discursivamente el mantelamiento del precario Estado de Bienestar chileno (si es que se puede llamar así a lo poco que hay).

  • Carolina Villagra dice:

    Este comentario da rabia, indignacion al comienzo… pero la verdad es que pasadas unas horas he comenzado a sentir tambien una suerte de “dolor”. Dolor porque esta postura implica un enorme retroceso a los caminos avanzados en pro de la equidad de genero, proteccion de la infancia, mejoramiento de la educacion y sobre todo, en materia de vulnerabilidad social, asi como de las politicas publicas en dichas materias. Nos muestra como hoy, en nuestro Chile, las decisiones se estan tomando en base a la moral y las costumbres de la elite, muy por sobre la evidencia o similares. Y concuerdo plenamente contigo Tania, que la alarma roja debe encenderse y en materias tan relevantes como esta, tambien debemos encender los motores de accion. Yo NO quiero que mis hijos nazcan en un pais donde un grupo de señoras de buenas intenciones hacen caridad, mandan a las tías a los jardines de los niñitos pobres, pero se van tempranito porque es tan peligroso en esos barrios, no? No quiero ese pais. Debemos hacer algo!

  • Absolutamente de acuerdo, ya es suficiente. Encender las alarmas y encontrar un modo para encender las ganas de hacer algo (junto con informarnos y opinar, q no está nada de mal…), fuera del espacio virtual. La pregunta por las posibilidades de asociatividad más allá de dejar nuestras rabias y argumentos en la red no es una pregunta menor. Yo, personalmente, estoy esperando decantar prontísimo y no quedarme en el activismo del click.

  • También estoy de acuerdo con lo que escribiste, y lo que más me preocupa es que no se le puede dar el beneficio de la duda ni pensar que es un error o que se le tergiversó porque está convencida de que está en lo correcto y que esa es la realidad del país, y que si le preguntan algo, va a reafirmar sus dichos.

    Además me preocupa que al parecer este tema (como muchos otros) pareciera que sólo se están discutiendo en medios no tan masivos y que ya no se escucha la voz de la gente en la calle, al menos hoy no he visto a ninguna señora juanita que a la salida del metro le pregunten acerca de las declaraciones de esta señora o sobre la disminución de beneficios a la maternidad y todos los temas de género que se están tratando hoy en día. Lo que reafirma mi teoría de que no importan las “reales necesidades de la gente” sino que sólo importa imponer una agenda valórica/social que nada tiene que ver con la realidad.

  • El asunto es cómo hacer presente y visible a la “sociedad chilena” lo que esta pasando con estos temas. No perdamos de vista que de la misma forma como estas mujeres elitistas pierden la perspectiva de la realidad, la perdemos también nosotros. El cambio no debe ni puede ser virtual, hay que pasar a la acción y la cuestión es como dar ese salto y ayudar a provocar la transformación en la conciencia y el “quehacer” de nuestra sociedad.

  • Deja un Comentario