No We Can’t: El Estado en manos de la derecha

26 de Jun, 2010 | Por | 4 Comentarios

El mostrador publicó una interesante columna de Rafael Urriola destacando declaraciones del ministro de Salud, que afirmó que “No es posible gestionar 180 hospitales” y que “Nosotros no somos capaces de operar una industria de esta magnitud.”. Urriola concluye que:

Las nuevas autoridades de salud han querido dar la imagen, desde el principio de su gestión de que han recibido el sector público de salud sumido en un proceso de gran descontrol del gasto. Hoy agregan que es imposible gestionar el sector. Parece un paso previo hacia una privatización global del sistema.

Las declaraciones del ministro ilustran también una de las grandes ventajas que tiene la derecha al estar en el poder. Para la izquierda, el éxito o el fracaso en proveer servicios públicos (énfasis en público) significa no solo ser buenos administradores, pero defender también el rol del estado en esos aspectos críticos que pensamos no pueden ser dejados al mercado. Para la derecha, en cambio, el razonamiento es que o el estado no debería estar involucrado en proveer esos servicios, o que a lo más debería servir como una tarjeta de crédito para pagarle a la empresa privada por proveerlos.

En ese contexto, las declaraciones del ministro son perfectamente entendibles. Para un gobierno de derecha como el que tenemos, atacar la gestión del estado y desprestigiar los pocos servicios realmente públicos que quedan en el país es una estrategia ganadora. Sin duda, escucharemos versiones del argumento del Ministro repetido una y otra vez: déficit acumulados, ineficiencias, la urgencia de la reconstrucción, oportunidades para el emprendimiento. Fallas en los programas públicos se convierten así en un gran triunfo ideológico, prueba de que el sector público no puede y reafirmando la inevitabilidad de la privatización. Así, un ministro con menos de seis meses en el cargo tira la toalla y habla de la imposibilidad de gestionar esta industria de 180 hospitales. El gobierno de los mejores, el gobierno del no se puede.

Y tal vez por eso es que lo único que no me gustó del artículo fue el uso de la palabra “reconoce” en el título de la columna. Un ministro reconoce una mala gestión o metas no logradas. El Ministro Mañalic, en cambio, arguye que al sistema hospitalario público le sobra, tal como lo indica su ideología, lo público.

Palabras Clave : ,

4 Comentarios

  • Lo que el ministro quiere es que los hospitales se autogestionen, no venderlos. Que los hospitales a fin de año tengan números azules y no rojos. Autogestionar no es lo mismo que privatizar.

  • @Daniel

    Concesionar es privatizar la gestión (nunca dije que los iban a vender). Y por lo demás, hay que preguntarse porque un hospital tiene que terminar con números azules, que costo pagarán los “clientes” de la “industria”, y como están considerado esos costos en la decisión.

    Gracias por el comentario, saludos.

  • ” La nueva forma de gobernar ” con sus estrategias comunicacionales les meteran el dedo en la boca a todos los Chilenos… me da risa e impotencia como se la vendieron tan bien al pueblo … los mismos que se enriquecieron y que se compraron empresas estatales en la dictadura, tienen mas sed…. Las empresas deben ser de todos los chilenos, sobre todo la salud y educacion, que imbecilidad quitarle ese poder a la sociedad… Piñera les miente estimados …

  • Claramente en el sistema de salud hoy en día en Chile existen diferentes tareas que no aportan valor al sistema de salud pública (por ejemplo lavandería) y que generar un gran costo de recursos y planificación que pudiesen ser ahorrados si se llegasen a concesionar y más aún a mejorar la calidad de servicio ya que les podrías exigir mediante un contrato unos niveles mínimos de cumplimiento. Por otro lado, la concesión de la atención de salud SI debería mantenerse gestionada por el estado o por los hospitales autogestionados y ésta se vería beneficiada por la tercerización de las actividades que no son relevantes o no aportan valor.

  • Deja un Comentario