Bienes de Primera Necesidad

02 de Mar, 2010 | Por | 4 Comentarios

En treinta años, día tras día, liquidación tras liquidación, crédito tras crédito, las masas pasaron de tener poco a carecer de mucho: pasaron del hambre del ciudadano a la insaciabilidad del cliente. La base de ese sistema es justamente la disgregación social, que obliga a los individuos, convertidos ya en compradores ávidos, a rascarse sus propias pulgas, y que a los demás se los coman los perros.

Leonardo Sanhueza, en LUN, preguntándose por que estamos donde estamos.

Palabras Clave :

4 Comentarios

  • Interesante reflexion.

    Nota al margen, llama la atencion el esfuerzo que esta haciendo LUN por poner este tipo de notas. Tiene de repente unos columnistas super agudos y lúcidos que ya se los quisieran otros medios. Eso no quita, desde luego, que LUN sea en general una version periodistica del crack. Pero cabe preguntarse si entre pitos y flautas no estaran entregandole un poco de educacion y conciencia (como en “conciencia de clase”, ese concepto tan pasada de moda para algunos) al hijo del trabajador que lo compra porlas minas de la portada.

  • Justo comentaba algo parecido con un amigo. Lee la nota al lado de la columna de Sanhueza. Cuidado con vomitar, eso si.

  • Como el desposeído que escarba en la basura y de pronto alguien encuentra un objeto de valor y se pregunta cómo fue a parar ahí. ¿Habrá sido para que lo encontrara dicho hombre o mujer desposeído?

    Les dejo el Decálogo del Ciudadano en tiempos de emergencia:

    http://www.elciudadano.cl/2010/03/02/decalogo-del-ciudadano-en-tiempos-de-emergencia/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+ElCiudadanoLaMiradaLocal+(El+Ciudadano,+noticias+que+importan)

  • Siento que todo este ‘fenómeno’ de los saqueos me está causando un poco de angustia, pues siento que no sé como explicarlo. Creo que todo esto va más allá de un mero Vandalismo (o por lo menos ese vandalismo tiene una raíz mucho más profunda), pero no sé para dónde ni cómo, ni en que sentido.

    Cuando nos constituimos como una cultura del consumo hasta el acto de solidaridad más puro se ve revestido de consumismo (eso es lo que nos ha enseñado la teletón)… todos los que tienen como satisfacer su ‘cuota’ de consumo se vuelven los amos de la moralidad y se sienten con la batuta en el asunto (aun recuerdo lo escandalizado que estaba Amaro o Ivan Núñez, y todos los ‘rostros’ de la tv… los mismos que son rostros de grandes tiendan y nos tientan con el plasma a 36 cuotas precio contado sin pie y sin interés… los mismos que nos llaman a preferir tal tarjeta, pues es la que más te conviene… en fin).

    Esta nota me da que pensar… y quizás disminuye mi angustia porque me abre una arista en la que no había pensado.

    Saludos

  • Deja un Comentario