Capitalcracia en el Gobierno Electo de Chile

15 de Feb, 2010 | Por | 7 Comentarios

* por Bernardo Lara.

Tras el nombramiento el pasado martes del futuro gabinete, una crítica obvia surgió desde los sectores de la Concertación: su carácter altamente elitista y empresarial. Sin embargo, diferentes columnistas extremadamente liberales (Sergio Melnick, Leónidas Montes) han desechado tal crítica, pues no ven ningún problema en tener un gabinete con el mencionado carácter.

No obstante, existen al menos tres problemas asociados a un gabinete con fuertes vinculaciones con el empresariado:

– Falta de conexión con la realidad de otros sectores. Un gabinete empresarial puede no comprender por lo que pasa una persona de un estrato socioeconómico medio o bajo. Por lo tanto, las soluciones o políticas que sugieran e impulsen para dichos estratos, pueden nacer sin todo el conocimiento necesario que se adquiere solamente habiendo pertenecido a dichos grupos. – Captura consciente. Supongamos por un minuto que hubiera salido electo Eduardo Frei, y que éste hubiese elegido exclusivamente a ministros originarios del mundo sindical. La crítica desde la derecha habría sido obvia: los nuevos ministros van a operar para usar el Estado a favor de los sindicatos representados. Entonces, ¿por qué no podría ocurrir algo similar si los ministros son originarios del mundo empresarial? Podría pasar que algún ministro, a la hora de decidir entre el bien común y el beneficio del grupo empresarial X con que está vinculado, eligiera beneficiar a X. Claro, el argumento de la derecha se salva sólo si es que otorgan una superioridad moral a toda prueba a los empresarios-ministros, lo cual sería impresentable como argumento lógico. – Captura inconsciente. El problema es que aún si los ministros tienen una moral impecable, igualmente existen riesgos de captura. La captura inconsciente consiste en que los ministros beneficien siempre a los grupos empresariales no por corrupción, sino porque de verdad creen que lo que es bueno para los grupos empresariales es bueno para el país. No obstante, aquello no es cierto todo el tiempo. Hay veces en que lo que es bueno para los grupos empresariales sí puede ser bueno para el país, pero también hay muchos casos donde ocurre lo contrario. Por ejemplo, miremos lo ocurrido en EE.UU.: los políticos hacían todo lo que el sector financiero requería, porque lo que era bueno para dicho sector era bueno para EE.UU. en general. Ya sabemos en qué terminó eso.

Sin embargo, aún falta por mencionar el que a mi juicio es el mayor problema: la calidad de la democracia.

Según los cientistas políticos, la forma más madura de democracia es aquella donde los diferentes sectores de la sociedad son bien representados en los espacios de poder político. Como sabemos, en la democracia el poder se sitúa en la gente (demos), por lo que es a ellos a los que se busca representar. Les propongo ahora el ejercicio de definir un nuevo régimen político: la Capitalcracia. En este régimen el poder se sitúa en el capital, no en la gente, por lo que es éste el que se busca representar. Obviamente, quien tenga más capital tendrá mayor representación política. Ahora veamos quienes serían Gobierno en una Capitalcracia. El presidente debiera ser uno de los mayores multimillonarios del país: Piñera se ajusta perfectamente al perfil. El gabinete contaría con representantes de los diversos grupos empresariales, como sucede con los ministros relacionados con los grupos Luksic, Matte, Solari, etc. Por lo tanto, el Gobierno Electo tiene una conformación que es prácticamente idéntica a la que resultaría bajo una Capitalcracia, lo que nos lleva a mi principal inquietud, que les dejo planteada: ¿cuál es la calidad de la Democracia chilena si el resultado de las elecciones nos lleva a lo mismo que resultaría no bajo una Democracia, sino bajo una Capitalcracia?

* Bernardo Lara es Ingeniero Civil Industrial y Magíster en Economía Aplicada por la Universidad de Chile. Actualmente trabaja como Investigador Asistente en Cieplan.

(imagen usada bajo licencia Creative Commons)

Palabras Clave : ,

7 Comentarios

  • la democracia, destro del modelo capitalista, siemrpe va a ser capitalcracia. no em gusta mucho la idea de democracia “madura” lo que me llama la atencion es que para la derecha la ciudadania esta madura para algunos getsos democraticos (por ejemplo elegir a Piñera) pero sigue inmadura para otros (protesta social, sindicacion…me gusta el articulo, en especial el tema de las capturas que ameritan mucho mas desarrollo…

  • Bernardo,

    Gracias por el artículo! Tu primer punto me parece casi demasiado amable: la verdad es que estos gerentes-ministros que tendremos pueden ser ignorantes de mucho de la realidad de otros sectores socioecónomicos – un pecado un tanto inevitable a menos que uno tenga un origen muy patiperro, sino que desde su posición en la sociedad chilena, han estado y seguiran estando en contra del avance de los intereses de esos otros sectores, que afectarían sus ganancias ayer y lo harán cuando vuelvan a liderar esas mismas empresas mañana.

    Sobre tu segundo punto, me parece que no es lo mismo nombrar a un lider sindical que un empresario. De hecho, lo primero sería totalmente inédito en la historia reciente de Chile, mientras lo segundo a muchos le parece, como dices tú, pan de cada día. Y eso a pesar que un empresario represente los intereses de unos pocos poderosos, y un líder sindical los de muchos débiles. Y esa asimetría parecería hacer el nombramiento del segundo bastante más valida que lo primero.

    Es lo que hay. Saludos.

  • Que forma de hablar estupideces estos socialistas ignorantes.

    Sin libertad económica no hay libertad politica. El liberalismo la unica ideologia donde la democracia puede desarrollarse.

    De otro modo solo se tiene la esclavitud del socialismo mantenida por la coercion y la violencia .

  • Que democrático y tolerante tu comentario Felipe. Bastante liberal esto de hablar a descalificaciòn pura. Pareces más un troll que alguien con interés en debatir en serio.

  • Estimados: Yo sí creo en las democracias maduras y representativas. No será perfecto, pero es lo único que existe. Lo que no creo es que la democracia chilena en estos momentos sea una de ellas. En cuanto al gobierno de Piñera, el problema es la ideología de que lo que es bueno para las corporaciones es bueno para el país. De allí que no haya problema en poner directores y gerentes como ministros. Para que vean que en EE.UU. pasó algo similar que fue clave en generar la crisis, les dejo el link de la columna más bajada sobre la crisis. http://www.theatlantic.com/doc/200905/imf-advice

    Saludos.

  • Estimado Bernardo, no es que no crea en las democracias maduras,e s que no em gsuat el concepto de democracia madura… no se como podemos evaluar esa madurez… si es como las manzanas espero que la madurez de la democracia dependa de cuan roja se pone… pero te repito, el tema de las capturas que planteas es central, como señalaba ese tremendo teorico socialista Antonio Cortes Terzi, estamos ante un momento en que el circuito extraintitucional del poder (medios, empresas…) se encuentra casi confundido o igualado a la intiucionalidad gubernamental.

  • La captura para mí llega a ser desvergonzada la verdad. Uno eventualmente podría dividir el gabinete de Piñera entre los que deben estar en captura consciente y la inconsciente. Entre los últimos están a mi gusto algunos académicos. Pero hay unos que yo sospecharía (obviamente sin ninguna posibilidad de probarlo) que son conscientes, como el Canciller que hace poco defendía la fusión D&S/ Falabella (pretendía construir un monopolio, así que no me vengan con que es tan puro el caballero). Ya en un ánimo más festivo, yo como hincha de la U encuentro obvio que eso de que el Estadio debe estar parado 1 año, como sugirió el arquitecto de Piñera, al que más favorece es obviamente Colo-Colo. Además ahora quiere poner al actual presidente de Colo-Colo a cargo de Chiledeportes. Osea el tipo hasta con las acciones de Colo-Colo, que supuestamente uno tendría que ser muy mal pensado para sospechar problemas interés, hace cosas que son bastante cuestionables.

  • Deja un Comentario