El Gabinete de Piñera: Capital por Gobierno

10 de Feb, 2010 | Por | 15 Comentarios

Jorge Alessandri al comenzar su gobierno en 1958 entendía el ejercicio del poder como un sacrificio no buscado, pero aceptado por aclamación popular, donde la gestión ejecutiva desplazaba a la de los políticos: así metió a casi toda la plana mayor de la Papelera, de la cual era mandamás, a cargo de las carteras ministeriales. Con razón fue denominado como el gobierno “de los gerentes”.

El Presidente electo Sebastián Piñera acaba de nominar  a las personas que lo acompañarán en su travesía de cuatro años. Basta leer los nominados a dicho gabinete para darse cuenta que la primera promesa condicional de Piñera en su meloso tráfico epistolar con el columnista Patricio Navia no se cumplió.  El club de Cachagua entró entero, hasta con el portero, a La Moneda.  Acostumbrarse a los lúgubres edificios céntricos no es tarea fácil, sobre todo cuando por la burocracia estatal, las estufas hay que pedirlas en enero para que las traigan en junio.

En el gabinete del Presidente conviven, entre otros, Laurence Golborne, mano derecha de Paulmann en Cencosud, con Joaquín Lavín, quien derrotado se va con un premio de consuelo al Mineduc, desplazando los augurios de quienes lo veían en Mideplan. El director de la Teletón y presidente de Icare, Alfredo Moreno, es Ministro de Relaciones Exteriores, igualando probablemente al profesional de la política con un gestor privado. De tal forma, que resulta coherente con la idea del neovotante derechista que considera que Josefina Correa es más creíble que Camilo Escalona.  Piénsese que la psicóloga y “rectora” Pilar Sordo sonó para Sernam.

Pues bien, la entrada de dueños de negocios en mercados regulados al gabinete es tierra fértil para el lobby y la verdadera “puerta giratoria”: el tráfico de regulados a reguladores y viceversa.  ¿Cuánto demorará el Ministro de Salud en contestarle al dueño de la Clínica Las Condes? . Todo  lo anterior nos pilla con un institucionalidad muy débil en conflicto de intereses,  y con una sociedad civil en pañales que la Concertación -de tan acostumbrada al ejercicio del poder- fomentó con poca cuática y harto chiste.

Una idea final, los chicos de la revista Capital debieran juntarse para cambiar su nombre por el de “Gobierno”.

15 Comentarios

  • que lata para los actuales ministros y subsecretarios…las empresas ya nos se interesarán en contratarlos para sus directorios, ya no es un plus ser de la concertación

  • Serán los reemplazantes del diario La Nación… ahora será La Nación Capital(ista)… y la revista un suplemento…

  • Algunos detalles:

    • Moreno es Director de Falabella, con sucursale y sendas inversiones en Perú y Ecuador (habrá transparencia y prescindencia de intereses en temas tales como la discusión del TLC con Perú??)
    • Algunos vehículos de inversión de Piñera son propietarios de la Clinica Las Condes (y su MInistro ex Director Médico)
    • La Ministra de Medio Ambiente hacía DIA’s y EIA’s para empresas que querían termoeléctricas a carbón, después de haber trabajado en el Estado antes de los 90
    • Golborne: Director de Ripley
    • Fontaine no se entera que desde la semana pasada su Ministerio se llama “Economía, Fomento Y TURISMO”… como no pronostica vacaciones… sólo se refiere a la economía y el fomento…
    • Premios de consuelo: Lavín, Parot, Von Baer
    • Accionistas de Blanco y Negro… .. y hoy hubo “Consejo de Ministros”… perdón que me ponga “leguleyo”, pero si no ha asumido el Presidente, y los actuales Ministros están en ejercicio legal… se puede llamar Consejo de Ministros?? Mejor será Reunión de Directorio… por esa y otras razones más…

    … por ahora, les concedo el derecho de la duda, pero la prescindencia de sus empresas propias, o contratos… o con los que los determinaron como Directores debe ser esencial… ciertamente todos son muy buenos en gestión, pero deben focalizarse en la gestión del Gobierno… no de sus ex-empleadores.

    .. Ravinet… cuento aparte… cuáles serán las nuevas inversiones en Peñalolén??… Latorre quedó corto al tratarlo de “oveja negra”, eso es ser CARADURA

  • Cachagua es DC… sólo Ravinet es veraneante… el resto lo hace en otros lados…

  • Los cambios siempre producen incertidumbre en los seres humanos, acostumbrados a las certezas. No nos elvidemos que hace más de 20 años la propaganda política decía que votar por la concertación nos llevaría a la destrucción total, caos, violencia por doquier, hambruna, etc, etc, etc. No todo aquello ha sido cierto y hoy la última presidenta de este período de la concertación se retira con un apoyo histórico. Debemos ser pacientes, y dar la oportunidad de demostrar lo que pueden hacer. Pero también cautos y estar atentos. Tal vez esta sea una gran oportunidad país, para fortalecer el tejido social y las organizaciones de base, para que, sea quien sea que esté gobernando, nunca olvide que son los ciudadanos quienes han depositado en ellos la confianza y los derechos de gobierno y los principales fiscalizadores de la gestión. El gobierno es sólo una parte del estado y el estado es el pueblo

  • Resulta que para eso estamos nosotros los ciudadanos: para fiscalizar y exigir… así que si pasa algo, nosotros somos los encargados de ponerle coto al asunto. Pero creo que todavía es muy temprano como para preocuparse… después de todo, Piñera ni siquiera ha asumido. Además, ha comenzado a funcionar la maquinaria de la “democracia protegida”… ahora la Concertación es la “minoría más grande”… y los nobles diputados que tienen por objeto “fiscalizar los actos del Gobierno”, deberán cumplir con su rol a cabalidad, de lo contrario, estarán como el padre Gatica.

  • Buen post, pero como comentario general al ambiente que se ha generado con la noticia del gabinete, me sorprende que ahora se hable de conflictos de intereses, cuando es evidente que también existía el mismo problema con la concertación. ¿existe un grupo de iluminados lejanos de la sociedad esperando a ocupar cargos públicos acaso? Era esperable que el gabinete proviniera del sector privado. El asunto, creo, no es si existe una prohibición a quien ha trabajado en el mundo privado para trabajar en el sector público, sino las reglas que tenemos para evitar y reprimir abusos por la posición que se tiene. Y también, naturalmente, el escrutinio público. Por eso, atent@s!!

    En el caso de la ministra de medio ambiente, es una buena noticia su nombramiento.

  • Estoy de acuerdo con el que el mensaje de fondo debiera ser “atentos”. La democracia supone vigilar, pero sin duda tenemos que mejorar los canales de presión ciudadana existentes (pensar en un medio de comunicación, etc.). @odelaf aunque comparto que los conflictos de intereses son una cosa de siempre (muy evidentes en el Gobierno de Frei Ruiz Tagle por lo demás) la captura regulatoria está a la orden del día. Nunca habíamos tenido peces tan gordos en el poder político. Es incomparable el asunto del Ministro Hermosilla y el caballo obsequiado por Constructora PY con Golborne y Moreno.

  • Parece que este Gabinete, por una cosa legal, podrán ir con suerte a sus oficinas…. salvo que haya una solución tan “trucha” como la residencia de parlamentarios y alcaldes.. En cualquier caso la LEY es CLARA y TAXATIVA.. sin ir en el espíritu de la Ley, que en el caso de varios Ministros será cuestionable.

    Extracto de la Ley 19,880 (Art 12 y 13)

     Son motivos de abstención los siguientes:
    
     1. Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquél; ser administrador de sociedad o entidad interesada, o tener cuestión litigiosa pendiente con algún interesado.
     2. Tener parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento, así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento, la representación o el mandato.
     3. Tener amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las personas mencionadas anteriormente.
     4. Haber tenido intervención como perito o como testigo en el procedimiento de que se trate.
     5. Tener relación de servicio con persona natural o jurídica interesada directamente en el asunto, o haberle prestado en los dos últimos años servicios profesionales de cualquier tipo y en cualquier circunstancia o lugar.
    
  • De Comentarios de Noticias de La Tercera… no deja de ser divertido

    11/02/2010 – 12:32 | Enrique El 2007 el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TLDC) discutía la fusión entre Falabella y D&S. El abogado de las tiendas era Felipe Bulnes, nombrado ministro de Justicia, y en su directorio estaba el flamante canciller Alfredo Moreno. Ambos se cruzaron con el hoy ministro de Minería, Laurence Golborne, que por entonces era gerente general de Cencosud. En conjunto fueron demandados por el Banco de Chile también ante el TLDC. Curiosos no?

  • @Rodrigo, me explico. No veo razones para excluir a quienes tengan plata o hayan participado en decisiones que generan riqueza para algunos pocos, de ocupar cargos públicos. A fin de cuentas es un derecho político. Pero si alguien decide gestionar asuntos públicos, se encuentra sujeto a limitaciones, especialmente para evitar conflictos de intereses. En esto no veo nada nuevo a lo que existía con la concertación (me refiero al riesgo de captura), salvo que la primera presentación del gabinete de piñera fue precisamente su participación en empresas, lo que hace más evidente el tema. Por eso, salvo que se ofrezcan buenas razones para negar un derecho político, el interés debiese estar en las reglas que existen para prevenir y reprimir los abusos de quienes ejercen cargos públicos, cuáles son, si son suficientes, etc.

  • De acuerdo. Sigo considerando que es parte del estar vigilantes.

  • […] el nombramiento el pasado martes del futuro gabinete, una crítica obvia surgió desde los sectores de la […]

  • Deja un Comentario