El final del arcoiris

23 de Oct, 2009 | Por | 14 Comentarios

La leyenda dice que al final del arcoiris hay una olla con monedas de oro. La Concertación, que despejó el país después del temporal de la dictadura, empieza a mostrar por todos lados que llega a su fin. La salida de uno de sus “creativos” y asesores clave del comando de Frei, muestra más de lo que dicen. El colega Tironi se aburrió del modo Halpern. Es muy parecido a la salida de otro “creativo” a manos de la sangre y desesperanza de Illanes en TVN. Lean lo de Álvaro Bisama:

El país regido por la muerte y el sexo que exhibe la exitosa teleserie nocturna escrita por Pablo Illanes terminó por reemplazar la imagen que cuidadosamente trazó Vicente Sabatini en los 90. La jubiló. Porque fue capaz de mostrar nuestra basura guardada bajo la alfombra, a la que por tanto tiempo se le escurrió el bulto.

Lo de Halpern es sin sueños, sin esperanzas, sin utopías, sin transformación, sólo la promesa de “Vivir Mejor”. Lo de Tironi es todos juntos por el capitalismo y la democracia, harto sueño de consumo, poca participación, harta nueva carretera, también sin transformación. Yo no se si la Concertación se acabará, pero así como van las cosas, adivinen quien se quedará con la olla de monedas al final del arcoiris…

14 Comentarios

  • La estrategia de la derecha es clara y hasta tradicional: divide y vencerás. A diferencia de todas las otras elecciones, por primera vez la concertación se muestra, para una elección, menos cohesionada y casi dividida por dos candidatos: Frei y MEO. Antes solía ser al revés. La derecha se presentaba dividida y con esa postura no lograba convencer al electorado ambivalente que es el grupo que se disputa en las elecciones. De hecho, la mejor votación que obtuvo fue cuando lograron la UDI y RN juntarse para impulsar a Lavín (48%) quien al final no pudo imponerse a un Ricardo Lagos más líder, más seguro, más experimentado y apoyado por una base política más cohesionada que la Alianza por Chile.
    Hoy, la cosa es distinta y Piñera se ve con una base algo más ordenada que la concertación. MEO, como otros políticos con menos escrúpulos (Flores, Schaulsohn, etc) se ha alejado de la concertación atraído por el apoyo soterrado de la derecha, promoviendo el conflicto y un ambiente confuso dentro de la campaña electoral Concertacionista. Es el típico papel del “cura de Catapilco” (que también era diputado, je) y que actúa para cumplir la estrategia de la derecha que es debilitar la campaña de Frei. Si MEO pasa a segunda vuelta, Piñera gana seguro. Un independiente, casi pendejo, sin dinero, sin liderazgo sobre nadie, ni base política que lo apoye, no podrá imponerse contra un Piñera, más maduro y experimentado, lider de su partido, exitoso millonario (léase poderoso), y apoyado por toda una alianza política. Al contrario, si Frei pasa a segunda vuelta, Piñera la verá muy difícil, ya que será él quien deba convencer al “conjunto ambivalente” de votantes, para que lo prefiera sobre el político Frei, que es un político tan poderoso como él, que es conocido y respetado, que si cuenta con el apoyo de la Concertación (que sin el fantasma del MEO estorbando se mostrará más unida que en primera vuelta) y que es apadrinado por una presidenta y gobierno con altísimos índices de aprobación. Es falso que Frei consiga 30% en segunda vuelta. Ambos candidatos (Piñera v/s Frei o MEO) obtendrán no menos del 46% al 48% de los votos. Será un 2 a 3% de votantes indecisos los que decidirán quien es el ganador. Y ellos, por lo general, optarán por el candidato que les dé más tranquilidad y seguridad.

  • Andrés, siendo muy respetable tu opinión creo que no cuentas con el factor de que muchos (y hablo de realmente muchos) de quienes tradicionalmente apoyábamos a la Concertación, estamos chatos y simplemente no vamos a votar por Frei.

    No somos un regimiento para caer en el calculismo de Escalona de que basta mandar un salero como candidato de la Concertación para que todos nos pleguemos a votar por él.

  • Andres:

    realmente la opcion de frei es una opcion que ni las mas recalcitrantes facciones de la partida concertacionista estan dispustas a tomar de buenas a primeras. No sin mirar a MEO primero.

    El concepto de chato que usa FT es muy acertado. las personas ya no votan con la facilidad de antes por la concerta. su juego de gobierno, sus casos de corrupcion, sus arreglos dentro del aparato estatal, sus constantes peleas al interior de sus partidos, sus conflictos de poderes……y un largo etc, han socabado la fortaleza politica que esta solia ser.

    y el feudo se le esta acabando. y lo peor de todo es que ellos han sido participes en la caida de sus propios dominios.

    para cerrar, lo que mas pena me da es que la derecha chilena no ha construido una opcion en base a sus caracteristicas propias o a la opcion que la gente le propine, sino que lo ha hecho en base a las chambonadas de la coalicion gobernante. mala onda…. pero el momento de pagar por los errores ha llegado. Frei no los va a salvar y MEO es la la lanza en el costado del arcoiris.

  • ¡Dios, FT! ¿Realmente crees que escribo esto para convencer a alguien? Nadie va a convencerte a ti o a mi o a los que votan por Piñera. Pero la verdad es que este es un juego de poder, no de justicia o mérito. Si fuera cosa de méritos un magnate nunca sería candidato. Escribo esto para que se sepa que no todos somos tan ilusos. Y que conocemos el guión y el papel que cada personaje juega en este mal montado melodrama.

  • Me importa un reverenda zanahoria si gana Piñera o MEO, la cosa es que salga la concertación del gobierno, que expulse a los apernados y corruptos, que los apitutados y viejos flojos del gobierno tengan que ingeniarselas los próximos años de donde obtener dinero, ya que seguramente si ganaba Narigón, seguirían en sus puestos llenandose los bolsillos a costa de todos los chilenos. Que se les complique un poco la vida, aunque sea un poquito, aunque nunca lleguen a los niveles de complicación que sufrimos el resto de los chilenos, me sentire contento.

    NO AL NARIGON, NO A LA DISTANIA FORZADA DE LOS FREI

    (PD: Te doy por firmado, que si el narigón saliera elegido, trataría por todos los medios que su nieto pueda ser elegido presidente en el futuro modificando las leyes para lograrlo)

  • Pero Andrés, si aquí nadie está hablando de virtudes. No estamos canonizando a nadie.

    El asunto es simple: cuando Frei pierda (quizá) ante ME-O o (por desgracia más probable) ante Piñera, no andemos llorando que fue culpa de otros. Fue lo que la propia Concertación se buscó.

  • Andres,

    No creo que uno le pueda adscribir a la derecha la división en la Concertación. Mecanísticamente, lo que pasó fue que los procesos internos de la Concertación no se habían democratizado & establecido lo suficiente para que un candidato sin el apoyo de un partido tuviera espacio para competir.

    Es cierto, eso sí, que la única forma que Piñera pueda estar cantando victoria hoy es una parte no menor (5-10%, dependiendo de la encuesta a la que le creas) del apoyo de MEO debe filtrarse a Piñera si pasa Frei a la segunda vuelta para que el primero gane. Y eso, creo yo, tiene que ver con que hay gente en el centro que ve en MEO un candidato de cambio… y que no le importa mucho que ideas trae bajo la manga. Algo parecido pasa en la izquierda de los descontentos, que creo estarán sorprendidos de algunas de las ideas que tiene MEO sobre la economía, los impuestos, etc. No las mas progres que digamos.

    Lo de Frei es un poco la Crónica de una Implosión Anunciada, pero aún está por verse si MEO, ese caballo que acaba de entrar a la recta final todavía tercero pero corriendo rápido, puede alcanzar a Frei.

    De que es inédita, la campaña es inédita.

    Saludos

  • Carlos. La derecha no genera la división, sino que la capitaliza. Ahí tienes a varios ex diputados y políticos concertacionistas, que después del transantiago “mutaron ideológicamente” y ahora están aliados con la Alianza. Creer que los espacios y encuestas del Mercurio o la Tercera son objetivas… es como creer que la delincuencia se ha convertido en el principal tema de preocupación en la sociedad chilena, sin intervención de los “mass medias”.

    Yo estoy de acuerdo con FT y contigo de que se requieren cambios al interior de la Concertación. Lo que me llama la atención es el que las disconformidades y conflictos (así como estos nuevos “líderes aparecidos”) esperan hasta el peor momento para revelarse…

    Opino igual que un comentario de más arriba. Más que el lider del “cambio y la renovación”, el papel del MEO es ser la espina en el costado de la Concertación.

    Saludos y gracias por este espacio de debate.

  • Andrés,

    Bueno, no me queda muy claro porque MEO no puede ser espina y lider al mismo tiempo. El es hijo de la Concertación (tanto de sus éxitos como de sus fracasos) y tal vez la cantinela sería muy distinta hoy si le hubieran dado una oportunidad para renovarla desde adentro.

    Saludos

  • Rabia produce leer a esta elite de n(m)eo-izquierda cansada de no sé qué, argumentando que no votará por la concertación porque no les gusta el candidato,porque están cansados, porque… pamplinas. Similar discurso en la elección anterior….. igual. ¿Y? ¿Les habría gustado un gobierno de Piñera ya antes? ¿Perderíamos cuatro años de reforma previsional, de Chile crece contigo, de leyes laborales, de becas? Por gustito, por ver no más, por saborear qué pasaría, por estudiar la agudización de las contradicciones que llenaba las bocas de un siglo sin control mediático en la escala actual. Probablemente este ha sido el gobierno más concertacionista de la concertación, y sin embargo ha sido el más cuestionado, el que ha enfrentado más salidas de madre, díscolos, valentones de última hora, pulcros, ángeles, enviados, sabios,….. y los cansados, los intelectuales de esta nueva izquierda que se mirará por la mañana en el espejo, el día de las elecciones, y querrá darse el gustito de no votar por la concertación porque, piensa, “estoy cansado… yo”. Nunca en el ejercicio democrático se dejan de tomar decisiones con dolor de estómago, pero un ciego es quien niega que en el Chile actual en el único ámbito donde hay seriedad política es en la concertación, nos guste o no, con lo incumplido y lo trazado, y por un gustito hastiado no se entiende qué buscan en Enríquez-Ominami o en Arrate que no esté ya en la concertación. A ver, contemos, enumeremos, veamos programas. El resto es personalizar la elección, pues claro: Meo y Arrate son más interesantes que Frei, más -cómo decirlo- cercanos a nuestra intelectulidad de día sábado en la tarde en el cine….. pero hay que votar por conglomerados, por partidos y por proyectos viables en uno de los países más momios del mundo, esa es la primera evidencia. Y el momiaje está también en la izquierda, segunda evidencia. Si el proyecto de la concertación es además, como agregado no menor, evitar que la derecha llegue al poder, eso es suficiente. Ya sabemos qué puede hacer la derecha, ¿por que la aventura innecesaria, el pathos de lo intolerable paseándose en La Moneda? Lo que no sabemos es qué pudo hacer la concertación con una mayoría absoluta en el parlamento, que es donde se deciden las cosas en un mundo sin la inmediatez y la velocidad de los fascimos de izquierda y de derecha. Pero ya que estamos volviendo al colegio: les firmo aquí que el gustito por Piñera (que es el sabor oculto del plato que quieren probar los que votan enríquez-ominami, blancos, nulos, arrates) producirá ciertos conflictos sociales que la concertación contiene y retiene, pero eso volverá a favorecer la lógica de la centro izquierda, es decir, de la concertación. Así es que ahora estamos matando a la concertación para conjurarla más tarde. Y habremos perdido cuatro años por el gustito de los cansados.

  • Andrés… la derecha capitaliza la división? O sea que la derecha no hace nada… solo mira el expectáculo… es la misma frase de personas que miran al lado y dicen… Ojalá que alguien haga algo… lavarse las manos se llama eso. Y la concerta al final hace lo mismo, porque al final a los lados les interesa el poder.

    Tal vez es que todo esos tipos piensan que tienen la razón sobre la miseria que llaman vida. No digo que la vida sea miseria, sino lo que ellos entienden por vida. Y además quieren imponérselas a los demás, sin diálogo… qué saben esos pobres, dirán… a mi me importa un bledo, me basta con lo que veo todos los días…

    Yo tengo convicciones que no tienen que ver con nombres sino con acciones. Puedo decir que soy concerta porque desde que se votó el NO, teniendo 9 años, entendí que la libertad es de los dones más preciados. Así creí que ellos lo entendían.

    Hoy nadie va por aquello. Solo les interesa que las cosas se hagan como ellos quieran.

    Bajo esa lógica, yo quiero reforma tributaria, yo quiero regionalización, yo quiero cosas concretas y sin sangre, que nos puedan permitir una mejor educación y que nos permitan hablar de frente sin venderles cuentos a la gente ignorante, que pta que está lleno.

    El sistema es perverso y yo me pervierto tal vez, pero si hay que perseguir resultados para que las cosas cambien entonces perversamente votaré por MEO.

    Aquellos que no lo entiendan seguirán impidiendo que avancemos como especie. Luchando por su mísera influencia. El ego está también compitiendo por el sillón presidencial.

    Por tu primer post entendí que te interesa más la apariencia… si MEO no estuviera la Concertación parecería más unida en primera vuelta… qué es eso!… Los demás, en desacuerdo contigo han sido muy correctos en contestar, cada uno en su postura… yo no puedo ser tan suave… me repugna esa manera de ver las cosas… tal vez se te arrancó de tu subconciente decir eso… creo que deberías mirar más a tu alrededor…

    Saludos a todos y me disculpo de ante mano, pero es que hay cosas que me molestan y que no puedo dejar pasar… y que no sea una esto una justificación para lo que he dicho…

  • En relación a tu comentario Rafael. La llegada de Halpern por Tironi, o de Illanes por Sabatini, refleja la consolidación de un Chile Postmoderno. Fenómeno que se viene desplegando ya hace un buen rato. Todos el espectro político se volvió funcional, unos más que otros eso si, la cultura se instrumentalizó a “ideales” cortoplacistas. Lo moderno de herencia ilustrada plagada de utopías y de meta relatos, sucumbió ante la revolución del individualismo como diría un Frances. El punto es que como diría un Alemán, el devenir es dialéctico, y pasado mañana aparecerán los neo y la vuelta o revalorización de algunas dinámicas pasadas. Aquello se aprecia, creo yo, con el fenómeno medioambiental y sus derivados de defensoría animal, cultura vegana etc,etc que hoy han ido cooptados por el discurso oficial pero solo en su forma; o con los fenómenos espiritualistas o místicos que toman fuerza en la juventud o en un grupo no menor de ellos, Parece ser que el cambio, eso si, no vislumbra nuevos proyectos políticos globales, solo locales. Este último punto es importante por que esconde una trampa………

           Pero por ahora la concertación tal cual la conocemos, gane quien gane, tiene sus días contados, eso a estas alturas nadie medianamente informado lo duda. Pero hay puntos interesantes de esta contienda. La valorización del rol del Estado, la crisis del neoliberalismo, el desarrollo de una ciudadanía aparentemente más empoderada, y un chileno medio que ya no obedece a un clientelismo político tan evidente como hace 50 años atrás. 
    
    Sea cual fuese el escenario político que devenga, los fenómenos culturales que se están desarrollando van hacer a la larga quienes direcciones el vaivén de esta política reactiva.
    
  • Gracias a todos por sus comentarios, es la idea de este sitio. En mi opinión, claramente la Concertación se agota, aunque gane Frei o MEO. Es un proceso de desafección profunda de su electorado y sus cuadros técnicos, puede haber muchos recambios generacionales pero si no hay cambios en las prácticas, la institucionalidad y la vida interna de los partidos la oligarquización que ya muestra sólo va a aumentar. La distancia entre el apoyo ciudadano al gobierno y el apoyo a los partidos que soporten el gobierno es claramente señal de que las cosas van mal por el lado de las ideas, las prácticas y la movilización de la ciudadanía. En clave de tele: las audiencias de un país altamente mediatizado son muy volátiles y retroalimentan al político cuñero, al escandalillo, a la tontera cotidiana. La tesis de halpern-illanes versus la de tironi-sabatini creo que muestra esto con claridad, al igual que en Elisa, la concerta ya no representa a la sociedad sino sólo a la decadencia de su clase dirigente, a lo oculto, sucio y no dicho en tantos años de acuerdo electoral sin proyecto político. de nuevo gracias a todos por sus comentarios!

  • Por qué la gente que se cree intelectualmente superior se resta de estar en los lugares donde se toman las decisiones, dejan que otros supuestamente menos capaces tengan cargos en los que deciden por todos nosotros y después se ponen al otro lado de la vereda a tirar piedras porquen “estan aburridos”?

    Quizá Frei no es el tipo más progresista, y quizá zomo dijo MEO, hasta se parece con Piñera … pero la diferencia, es la gente que acompaña. A Piñera lo acompaña toda la pléyade que se robó las empresas del país en la dictadura, los ministros y otras autoridades de la dictadura, y sus hijos. Al lado de Frei, estamos los progresistas los militantes puros y sinceros, aún estando muchas veces en desacuerdo con los “próceres” de los partidos, que sin lugar a dudas de han equivocado, estamos para dar un poco de justicia y equilibrar la balanza. Ya ven como hoy se le está pidiendo la renuncia a Escalona, Auth dijo que daba un costado … y vienen más gestos. Frei es e candidato, pero los sueños de la Concertación son más progresistas, han estado dormidos, pero si para algo sirvióm MEO, es para despertarlos, para atrevernos a soñar nuevamente y decirle basta a quiens nos están casi llevando nuevamente a estar bajo el poder absoluto de la derecha (poder económico, los medios y el ejecutivo), bajo una nueva dictadura, pero esta vez legal, por las urnas … No da lo mismo entre Frei y Piñera, quienes estamos a uno u otro lado, hacemos la diferencia.

  • Deja un Comentario