Política Power Point, o cómo hacer campaña sin Programa de Gobierno

09 de oct, 2009 | Por | 9 Comentarios

El debate presidencial radial de esta mañana -que, por cierto, fue bastante más interesante que el televisado-, incluyó más de una pregunta que comenzaba con frases del tipo Señor Frei, ¿incluye su programa de gobierno tal o cual popuesta?, o Señor Piñera, ¿Tiene contemplado en su Programa tal o cual medida? Preguntas ante las cuales los candidatos se apresuraban, por supuesto, a contestar con mayor o menor seguridad.

Sin embargo, y marcando un giro respecto de elecciones anteriores, lo cierto es que a sesenta y cuatro días de la elección presidencial, casi todos los candidatos han limitado la mayoría de sus propuestas a una colección de presentaciones power point y, con suerte, a una serie de documentos con propuestas sectoriales, sin que haya un esfuerzo por integrar todas esas propuestas en un todo coherente. El formato efectista del power point, el tono informal y “cercano” de las columnas en los sitios web de campaña, y la flexibilidad marketera de los videos subidos a youtube, han servido de excusa para que los comandos puedan sacarle el cuerpo a hacer compromisos a firme, esto es, detallados en sus recursos, procesos y resultados, y puestos en papel para la posteridad. Parecen lejanos los días en que la entonces candidata Bachelet presentaba sus ideas en 102 páginas (.pdf) redactadas por algunos de los que luego serían sus ministros, subsectretarios y asesores; en que el líder en las encuestas, Joaquín Lavín, ofrecía sus ideas de cambio en 237 páginas, fruto de sus Talleres Bicentenario; un “aparecido” Sebastián Piñera exponía sus ideas en 147 páginas; y Tomás Hirsch planteaba una “Plataforma Programática para un Chile Justo, Solidario, Soberano y Democrático” en más humildes 14 carillas a doble columna.

Las cosas hoy son muy distintas. Los comandos parecen haber llegado a la conclusión de que tener muchas ideas -o, al menos, hacerlas públicas con antelación a la elección- puede ser electoralmente peligroso. Hay matices, por suspuesto.

Jorge Arrate, como intelectual de izquierda y político de vieja escuela que es, ofrece a los electores un programa hecho y derecho: 68 páginas de texto con sus líneas programáticas, 12 páginas de propuestas económicas, y 7 carillas más, con 7 compromisos y 21 medidas para su eventual primer año en la presidencia. Poco video, poco audio, poco espacio “interactivo” en su campaña.

Marco Enríquez-Ominami, por su parte, dispersa sus ideas en más de una docena de documentos. Desde presentaciones power point con propuestas sectoriales que no desarrolla, pasando por propuestas sectoriales algo más elaboradas, hasta un documento algo más “extenso” -8 carillas!- en que presenta su “Visión de país”. Con independencia de las afinidades o diferencias políticas, era bastante más fácil conocer al candidato Lagos -y las formas que tomaría su eventual gobierno- a través de su libro “Mi idea de país” (122 págs.) lanzado durante la campaña, que a Enríquez-Ominami a través de su Visión en ocho carillas.

Lo más curioso es que los dos candidatos de coaliciones mayoritarias, con los equipos de asesores más publicitados y populosos -los Tantauco de Piñera y Océanos Azules de Frei-, y con -al menos en el papel- mayores posibilidades de llegar a la Moneda, no se han dignado siquiera a presentar sus propuestas programaticas en un todo coherente.

A dos meses de la elección, nos piden que votemos por ellos, pero no se comprometen con nada a firme, por escrito. Si tienen una idea de país, tenemos que deducirla de sus muy publicitadas biografías y carreras políticas,  y si tienen una idea articulada de cómo debiesen verse sus eventuales gobiernos, nos piden que confiemos en sus asesores, en los titulares de las medidas que proponen cada vez que se les cruza una cámara, y en el espíritu santo.

Eduardo Frei, además de los videos en youtube y las promesas de tarima, se ha conformado con ofrecernos 22 slides que, sin verguenza alguna, titula Programa de Gobierno 2010-2014; la transcripción de un discurso con sus “bases programáticas”; y -sin duda lo más interesante- un documento con propuestas de reforma a la Constitución (Misteriosamente encabezado con un número 8… imaginamos que los otros siete o más capítulos los tendrá bajo el colchón). El sitio web de Océanos Azules no ofrece muchas más luces.

El caso extremo, a la fecha, es el de Sebastián Piñera. Una visita a la sección “Programa de Gobirno” de su sitio web nos lleva a una página que ofrece tres secciones: “Grupos Tantauco”, en que se despliegan los nombres de los “expertos” de cada grupo sectorial, sin que se ofrezca al visitante documento alguno que muestre el fruto de su trabajo; “Nuestros ciudadanos”, en que se describe en unas cuantas líneas los mecanismos de participación ciudadana en la campaña, sin que se muestre ningún producto de dichos procesos; y, finalmente, una sección esperanzadoramente llamada “10 pilares fundamentales”, que conduce a una desilusionante lista de 10 titulares completamente vacíos de contenido (por ej. “Derrotar a la delincuencia”). De contenido, nada. Cero. Para tratar de hacerse una idea de las ideas del candidato hay que irse a las “entradas” de su sitio web, muy en formato blog, en que se describen medidas específicas (habitualmente en fromato “actividades de campaña”) y, en algunos casos, se incluyen presentaciones power point con propuestas sectoriales, mayoritariamente en formato “titulares”. Fuera de eso, harto link a archivos de sonido y video de “Sebastián”. La idea, al parecer, es que el visitante se demore lo más posible en hacerse una idea de lo que piensa y plantea el candidato.

Con todo, nos hemos propuesto el firme propósito de recolectar toda esta información (y mantenerla actualizada), para que todos podamos comparar las ideas y propuestas de los candidatos, generando además un registro histórico con el cual poder cobrar la palabra a quien quiera que resulte electo presidente. Incluso si se niegan a ofrecernos un Programa de Gobierno, les cobraremos la palabra.

9 Comentarios

  • Está claro que la política mainstream en Chile se ha vuelto a-programática, mucho rasgo personal, mucha historia turbia del pasado, mucha farándula y pocas ideas. Debe ser porque en lo grueso nadie tiene ideas nuevas o porque la lectura que hacen de la sociedad es que ésta ya no tiene sueños, como dijo alguien por ahí. Mi opinión es que los acuerdos entre unos y otros (exceputando a Arrate) son tan grandes en lo medular que terminan por pelear la diferencia en los detalles, donde ya sabemos quien habita…

    Este déficit de ideas y de diferencias claramente afecta las posibilidades de transformación social, estamos eligiendo entre males menores o entre gente más o menos “chora”, no entre proyectos de sociedad, no entre soluciones creativas a los desafíos MAYORES de nuestra Política (así solita y con mayúscula), más y mejor democracia, reforma de los partidos políticos, sustentabiildad, integración, desigualdad, entre otros son temas que en la cabeza de los estrategas venden poco, no hay ideas frescas sobre ellos o hay tanto interés creado que “mejor no hablar de ciertas cosas”

    Mientras los políticos sigan creyendo que es mejor darle la nacionalidad a Bielsa que legislar para los miles de parejas convivientes, seguiremos así de cagaos….

  • creo que este es un signo mas del agotamiento de un sistema politico poco competitivo, que se acerca a un punto de fractura. Tengo la idea de que, con alguna independencia de quien gane en estas elecciones, 2014 va a ser una historia completamente diferente, tanto en la presidencial como en la parlamentaria, y ojala en las elecciones de representantes locales. saludos M

  • [...] hora de campañas, franjas televisivas, comandos en terreno y la ausencia de discusión programática me pregunto  ¿seremos capaces de asumir los 90 y procesarlos en el presente para construir un [...]

  • Por una investigación académica he andado “a la caza” de los programas de gobierno, y me encuentro con la misma situación de hace un mes.

    Parece que no soy la única: (ver columna de Engel en Reportajes de La Tercera este domingo) http://giropais.cl/content/view/655964/Donde-estan-los-programas-de-gobierno.html#content-top

  • Rocio, solo para insistir, puedes encontrar todo lo que hay disponible aca: http://blog.delarepublica.cl/documentos/programas-de-gobierno-elecciones-presidenciales-2009/ Actualizaremos esto hoy, en caso de que haya algo nuevo, por lo que puedes revisar mañana por la mañana. Es, literalmente, lo que hay. Saludos M

  • Gracias Matías! Había revisado ya la info reunida acá en el blog (que, entre paréntesis, no está reunida así en ninguna otra parte, que yo haya visto. Gran poroto), pero tenía la vana esperanza que en un par de semanas la cosa hubiera cambiado…

    Saludos!

  • Bueno.. se deduce que el único candidato con un programa de gobierno serio es Arrate… Ya que los otros lo unico que quieren es administrar el fundo y acarrear, en mayor o menor grado, el chorreo para sus propias filas y adherentes.

    Nueva Constitución Política, Renacionalizar el cobre y las riquezas de Chile, incluida el Agua, Educación y Salud Públicas de Verdad.. +1 Arrate presidente

  • [...] una elección en que los programas de gobierno se han jibarizado en presentaciones powerpoint, como ya se ha dicho en este blog). Entonces, la manifestación más intensa de la articulación de un proyecto podría darse en la [...]

  • SR. PRESIDENTE DIGAME UD. HASTA CUANDO VA A GOBERNAR LA CONSERTACION EN ESTE PAIS POR QUE VEO QUE NADIE PUEDE DECIR LA VERDAD DE LO QUE PASO PARA 1973 Y POR QUE LAS FUERZAS ARMADAS TOMARON EL PAIS EL SR OTERO DIJO LA VERDAD Y NADA MAS QUE LA VERDAD Y ENTONCES POR QUE UD NO LO APOYO Y TUBO QUE RENUNCIAR A SU CARGO NO SE OLVIDE SR PIÑERA QUE SUS GANANCIAS AUMENTARON BASTANTE EN EL GOBIERNO MILITAR Y DESPUES LE MORDIO LA MANO ME DECEPCIONO QUE PENA POR CHILE ATTE. EDUARDO ASTETE CI-4.653.128-0

  • Deja un Comentario