Los sospechosos (y apernados) de siempre

12 de Ago, 2009 | Por | 8 Comentarios

La Cámara de Diputados de la República acaba de rechazar el proyecto de ley que pretendía limitar la reelección indefinida de parlamentarios en ejecicio. Como resume El Mostrador,

Se necesitaban 72 votos para aprobarla y los votos afirmativos sumaron 70, mientras los negativos fueron 19 y 11 las abstenciones. […] El texto establecía que las elecciones de diputados y de senadores se efectuarían conjuntamente y que los senadores podrían ser reelegidos sucesivamente en el cargo sólo por una vez y los diputados por dos períodos parlamentarios.

La tríada formada por el sistema electoral binominal, la inexistencia de primarias intra-partido o intra-coalición (es decir, la falta de democracia dentro de los partidos), y la posibilidad de reelección ilimitada (hoy reafirmada), hacen particularmente dificil que los diputados y senadores que ya estan en ejercicio sean desplazados por nuevos actores. No hay competencia efectiva y abierta, no hay recambio en la casta política. Nuestros parlamentarios tienen una de las pegas más estables y mejor pagadas de Chile, y no están dispuestos a soltarla, ni siquiera en nombre del manoseado bien común.

Para que evalúe a los candidatos durante la próxima elección parlamentaria (y, claro, en la presidencial), los votos en contra y las abstenciones fueron las siguientes:

EN CONTRA:

Claudio Alvarado (UDI), Pablo Galilea (RN), Patricio Melero (UDI), Carlos Recondo (UDI), Mario Bertolino (RN), Alejandro García-Huidobro (UDI), Sergio Ojeda (DC), Jorge Ulloa (UDI), Sergio Bobadilla (UDI), Javier Hernández (UDI), Osvaldo Palma (RN), Mario Venegas (DC), Sergio Correa (UDI), José Antonio Kast (UDI), Darío Paya (UDI), Gastón Von Mühlenbrock (UDI), Roberto Delmastro (RN), Juan Lobos (UDI), José Pérez (PRSD).

ABSTENCIONES:

René Aedo (RN), Renán Fuentealba (DC), Jorge Tarud (PPD), Alfonso Vargas (RN), Germán Becker (RN), Joaquín Godoy (RN), Marisol Turres (UDI), Germán Verdugo (RN), María Angélica Cristi (UDI), Raúl Sunico (PS), Gonzalo Uriarte (UDI).

Doble repudio para Ojeda, Venegas, Pérez, Fuentealba, Tarud y Sunico.

Impresentables.

8 Comentarios

  • Andrés Kalawski says:

    Sólo por preguntar ¿merecen igual (en módulo y dirección) repudio lo que se abstuvieron que los que se negaron?

  • con 70 votos a favor y 30 votos en contra (ya sea abstenciones o rechazos) creo que lo que realmente resulta repudiable no son nuestros representantes, sino el hecho de que una evidente mayoría no sea capaz de modificar las cosas. eso es lo que ha hecho que la democracia en chile se haya convertido en un chiste: de qué sirve todo este circo si al final igual no se pueden tomar decisiones?

    la única razón por la que los políticos parecen inoperantes es porque, como están las cosas hoy en día, es imposible que operen. la única razón por la que nunca toman decisiones ni cambian nada es porque hacerlo resulta, en la práctica, imposible.

    referencia: http://www.theclinic.cl/2009/07/25/fernando-atria-abogado-constitucionalista-%E2%80%9Cla-constitucion-le-da-poder-de-veto-a-la-derecha%E2%80%9D/

  • @jj: muy, muy buen punto.

  • Totalmente de acuerdo… de la vergüenza debemos pasar a la acción… voy a buscar los correos de esos señores y les voy a incluir el texto de jj, porque va al hueso… esto ya es un chiste que está podrido.

  • Igual, yo no exculparía a los otros 70 así como así. Aquí son los partidos los que no se ponen los pantalones. Por eso muchos pueden votar de la forma “correcta”, cuando de antemano saben que gracias a abstenciones y votos en contra de unos pocos “díscolos” que son enteramente funcionales al sistema, no va a haber cambio alguno.

    Nota al margen: hace poco, en un seminario, por primera vez escuché que acá en España no hay forma de saber qué votó cada parlamentario en concreto. Frente a la pregunta atónita mía y de otra chilena: “por qué??”, la respuesta (también un poco atónita): “porque sabemos cómo ha votado el partido, por lo tanto sabemos cómo ha votado cada uno de ellos”. Elemental, no? Es verdad que la disciplina partidaria tiene sus bemoles, pero esto de las abstenciones, “pareos” y arrancadas de tarro ya es chacota… Y permite que los partidos como tales (sí, incluso los que tienen a uno sólo en el grupito de los “infames 19”) se laven las manos.

  • Buenisima la columna que recomienda @jj. Sin embargo, (a) nuestros parlamentarios juegan un rol demasiado importante como para que les dejemos echarle la culpa al empedrado, (b) muchos de los numerosos “numeritos” de nuestros diputados han ocurrido sin que el quorum tenga nada que ver (por ejemplo, el pastelazo la semana pasada de Burgos, Allende y Rossi aprovando la ley que penaliza a los organizadores de manifestaciones). Gracias a todos por los comentarios.

  • Deja un Comentario