The Ominami v/s Tironi Show

17 de Jun, 2009 | Por | 3 Comentarios

Que la sociedad y con ella su política se convirtió en espectáculo es una triste constatación anticipada por el movimiento Internacional Situacionista. Eso en la vida de las ideas.

En la vida “real” los Berlusconis, Menems, Bucharams y Cía. han llevado las intuiciones de los creativos sesenteros al paroxismo. En Chile no estamos ajenos a esa tendencia y hay conciencia de que los “buenos números” ganan, como en el circo, el aplauso del respetable y cuando se cree que los ciudadanos son meros electores y los electores son consumidores, ya estamos en el mercado de las imágenes y no en la esfera pública. Necesitamos  más marketing y no más política. Juzgue usted mism@:

Esta Sociedad del Espectáculo recibe críticas francamente impresentables de expertos en Marketing como Eugenio Tironi quien, quizá por qué razones, las ha emprendido contra el díscolo en su nuevo blog. Y MEO replica a través de su nuevo amigo TEO con un sinnúmero de verdades viejas transformadas en polémicas nuevas.

Mi punto es que la crítica de Tironi es más estética que política, a fin de cuentas se ha adjudicado la creación de la “alegría ya viene” y eso es la base de su patrimonio profesional. Como a la mentada alegría la seguimos esperando y ese es el “activo” del que se cuelga Marco,  la pregunta sale de la esfera política y se transforma en una disputa respecto de quien hace mejores comerciales.

Cuando un clan político como los Ominamis hace el show que están haciendo con sus salidas del PS, su programa de TV y aceptando la práctica generalizada de andar con más periodistas que seguidores, algo anda mal en la política. No la mejoran, la empeoran. Y no es por lo que dice Tironi, sino porque afecta el desarrollo democrático de la República. Un ejemplo de ayer, corre video:

Ominami expuso su situación personal ante los medios y opacó el hecho político más relevante de esta campaña presidencial: Que la Concertación y el Juntos Podemos acordaron romper la exclusión del Parlamento. En esto hay múltiples responsables, los  medios entre ellos, pero es exigible al político salir del espectáculo y hablar de la realidad, salir de la parodia de sí mismos, pero eso, al parecer, es cada vez más una utopía.

Ya nos lo advertían los pesimistas como Debort: Le spectacle ne veut en venir à rien d’autre qu à lui-même. (El espectáculo no quiere llegar a ninguna parte que no sea a sí mismo).

3 Comentarios

  • jajajajajajaja linda nota lastima no estar en Chile para poder estar inmerso en estas tormentas y estos tormentos un saludo enorme JC

  • Estimado: En chile no necesitamos un “gran cuñado” para tener un show de política, lo hacen los mismos políticos!!! un abrazo

  • lástima que ya no está el video. Bueno el árticulo y se entiende muy bien. Saludos.

  • Deja un Comentario