Vendamos todo y no mejoremos nada. ¿un futuro esplendor?

27 de May, 2008 | Por | 3 Comentarios

En recientes declaraciones, señeras figuras del establishment criollo han adherido a la venta de una parte de Codelco y a la venta de TVN como “soluciones” a sus problemas de gestión, eficiencia y probidad.

Con argumentaciones ideológicas del tipo “la empresa privada lo hace mejor”, “el Estado no da el ancho para los desafíos de la globalización”, la tecnocracia neoliberal y el elitismo democrático nos quieren hacer creer que da lo mismo si tenemos o no en propiedad del Estado empresas de tan clara función estratégica en la construcción de un futuro mejor para los ciudadanos del país, como señalara Pierre Bourdieu ante una huelga general de trabajadores en 1995:

“Lo que hoy está en juego, es la reconquista de la democracia contra la tecnocracia: hay que acabar con la tiranía de los “expertos” al estilo del Banco Mundial o del FMI, que imponen sin discusión los veredictos del nuevo Leviatán: “los mercados financieros”, y que no pretenden negociar sino “explicar”. Hay que romper con esa nueva fe en la inexorabilidad histórica que profesan los teóricos del liberalismo. Hay que inventar nuevas formas de un trabajo político colectivo, capaz de constatar las necesidades, principalmente económicas (lo que puede ser tarea de expertos) pero para combatirlos y, si es del caso, para neutralizarlos.”

Las más modernas economías mundiales tienen en propiedad estatal grandes porciones de la economía nacional, en especial en sectores que la sociedad considera estratégicos, ¿se imaginan una televisión en Chile sin TVN?, para dar un ejemplo el domingo pasaron el documental sobre el Opus Dei en Chile, si no hubiera un canal público, ¿los chilenos lo hubieran visto?, lo dudo. Codelco, por su parte invierte año a año muchos millones de dólares en explorar nuevos yacimientos para la empresa de todos, independiente de la situación de mercado, esto es algo que los privados no hacen y no porque no quieran, simplemente sus lógicas internas no le permiten hacerlo.

Con esto no estoy diciendo que las empresas del Estado sean un botín del gobierno de turno, lo he dicho en otras partes, para mejorar la calidad de nuestra democracia hay que achicar el botín del que gana. Tampoco estoy desconociendo falencias y opacidades inaceptables en la gestión de las empresas del Estado. Mi punto es que no es necesario cambiar la propiedad para mejorar la gestión, es un asunto de gestión, no del capital. Es una demanda de innovación, transparencia y rigor técnico al interior de esas empresas que aun está por verse si sus líderes actuales son capaces de conducir.

En Chile hay ejemplos de que es posible. BancoEstado, la otrora figura paradigmática de la burocracia es hoy un respetable actor de mercado y es el líder en varios segmentos “riesgosos” como los microempresarios y los pequeños agricultores, además es el principal actor de mercado en el financiamiento de la vivienda en Chile. ENAP lo mismo, invierte en el extranjero, provee de energía y participa en la solución de la apretada situación energética. Ambas empresas han sido conducidas con decisión por grandes técnicos y grandes líderes, capaces de encantar con un proyecto de desarrollo a sindicatos, proveedores, autoridades y clientes y no han cambiado su estructura de propiedad.

La empresa Estatal sirve y mucho, mejorémosla, no entreguémosla a las lógicas de mercado que, por su naturaleza, no van a cumplir la función social y democrática que hoy, aun con reparos, ya cumplen.

3 Comentarios

  • Súper buen artículo Sebastián, no creo que con la privatización de las empresas que se señalan se solucionen sus problemas, sólo harían que ese gran botín que se llevan los gobiernos de turno, ahora se lo lleven unos pocos accionistas, y el país? bien gracias…

    En Chile, la historia reciente nos ha demostrado que el transporte público en manos de privados (marinakis, navarrete y cia. lmtda.) ha sido un verdadero desastre. Y además se han encargado de taponear un modelo mixto, además, mal hecho (transantiago). ¿Porqué en este caso no miramos a varios países desarrollados, miembros del G8, que tienen en manos del Estado el transporte público? El problema es que aqui los sres. defensores del libre(?) mercado, son más papistas que el papa.

    Saludos!

  • Sebastián Buen artículo. Es posible que todos sea un posible, que nuestro sea un posible. No se dan cuenta, o no quieren darse cuenta que la privatización y la estatización no son la solución. Que más bien pasa por las personas actuando con otros.

    Carlos C.

  • Qué mente más estrecha diciendo…. “Las más modernas economías mundiales tienen en propiedad estatal grandes porciones de la economía nacional, en especial en sectores que la sociedad considera estratégicos, ¿se imaginan una televisión en Chile sin TVN?”

    Parece que no has analizado ni te has imaginado el Chile actual, con sectores tan estratégicos como las AGUAS, en manos extranjeras….y la banca también…..y las comunicaciones…..energía….etc….etc…

    A VER SI PODRÍAS ENCONTRAR ALGO CON QUÉ AMPLIAR TU VISIÓN Y TU MENTE….

  • Deja un Comentario