Movimiento contra la resolución del TC: el teclado como megáfono

21 de Abr, 2008 | Por | 8 Comentarios

Dando una rápida mirada a nuestro blog, podrán ver que hemos estado bastante movilizados -y molestos- con la anunciada y vapuleada aceptación del Tribunal Constitucional al requerimiento del ala más pechoña de nuestra pueblerina derecha. La Carta Abierta que hemos redactado exigiendo a los precandidatos presidenciales que tomen posición, ya se empina por sobre las 900 firmas en 10 días.

Este nivel de participación ha sido posible en un contexto particular: al parecer la resolución del TC resulta tan indignante, que buena parte de la red chilensis se ha sacudido de ira, en un “movimiento ciudadano digital” que no habíamos visto por estos lados, con los posibles antecedentes del movimiento MPPCPDV y la vertiente digital de la revolución pingüina.

Hasta donde nuestros a estas alturas cuadriculados ojos han podido ver, el asunto ha sido masivo. Este artículo es un saludo y reconocimiento a todos los que están pujando porque esto no “pase piola”, como le gustaría a los medios y a buena parte de nuestra apoltronada elite.

Para partir por casa, la carta la preparamos en conjunto con Mónica, de Ni dios ni Ley que, además, ha escrito un par de artículos interesantes al respecto, y con Claudio, que ha difundido y criticado, y con entusiasmo se dedica a contestarle sus sandeces a los “honorables”. Se agradece también la difusión de Nevazón, que hizo un muy buen resumen y difusión de la iniciativa.

De nuestras lecturas habituales, Las Curvas Políticas algo han escrito al respecto (aunque hemos extrañado más de sus dardos, darling); en Iurisprudentia han seguido el tema desde sus inicios, difundiendo el “golpe periodistico” de Carlos. Nuestro Rodrigo Ferrari ha hecho lo propio en Revelaciones Chúcaras, además de difundir la carta. En esta vuelta, incluso, estamos del mismo lado de la zanja con Chile Liberal (que cita para el caso, con gran tino y video incluido, Corazones Rojos de Los Prisioneros). En Zancada, cómo no, se han explayado en el tema, para quedar luego sin palabras ante tamaña brutalidad. Simenon (ahora enchulado), ha estado comunicando online el desarrollo del tema. Ricardo ha demostrado su rabia con esta derecha y, además de darnos un empujoncto, llama a apoyar la apostasía que proponen las Mujeres Públicas. Miguel Paz, por su parte, como buen periodista que es, ha dado amplia cobertura a los ribetes politicos, judiciales y mediáticos del asunto.

Mención aparte merecen las chicas del Movimiento por la defensa de la Anticoncepción, que se han movido como nadie, y han llamado a una gran marcha para el día 22, a la que iremos en masa. Revista Paula -uno de los “barómetros” sociales que lee Chile con alguna anticipación- ha puesto su cuota: denunciando dificultades y moralinas a la hora de conseguir la pastillita, entrevistando a expertos, indignándose, anunciando movilizaciones y dando espacio a críticas.

Los reclamos han venido desde Blogs dedicados a los medios, a la tecnología y a la política. Hasta padres y madres de blogueros han escrito. Han llegado rugidos desde el Maule, Viña, Iquique e incluso desde Atinachile. Algunos haciendo eco de la rabia, otros dando espacio al análisis. Algunos mostrando lo que sucede en la calle, incluso vía Twitter. La revista La Página ha dado espacio al tema; Carolonline (top politics blog, QuePasa dixit) le ha puesto ciencia al asunto, mientras el mundo del comic nacional ha hecho un par de aportes. Hasta desde la radio han echado su mal de ojo al TC.

Suma y sigue: computines, anarko-kapitalistas, antagonistas de José María, sociólogos guitarreros, enrabiados, algunos consejeros súper pragmáticos, ONG’s, universidades. Incluso desde fuera de Chile se han dejado escuchar reclamos.

Es cierto, el fallo del TC es un retroceso, pero es también un remezón para que salgamos del letargo. Cientos de manos sobre los teclados, pies sobre las calles y gritos a voz en cuello nos lo recuerdan. Ahora depende de nosotros que no se diluya tan facilmente. Por lo mismo, FIRMA y Marcha!

8 Comentarios

  • Me sumo a la campaña y llamo a contrastar las opiniones de los candidatos preseidenciales en este tema. Pero además, personalmente, voy a exigir a los candidatos a alcalde y concejales de mi comuna su parecer sobre este respecto. Es necesario, ya que hemos visto que que antreriormente al fallo hubo municipios que se rebelaron contra el decreto que obligaba a los consultorios municipales a entregar la píldora. Si sus creencias valóricas les impiden ver con objetividad el problema de salud pública, no deben ser electos. Ello sólo aseguraría un status quo nocivo para el desarrollo del país, fomentaría la inequidad social y minaría el principio básico de planificacióin familiar.

    Aquí hay una cronología de la historia reciente de la lucha por la píldora del día despues: http://peoresmascarlauchas.wordpress.com/2008/04/13/tcypdd/

    Saludos, y sigamos en la lucha!

  • Iré a la marcha, sin duda. Primera vez que siento la obligación de salir a protestar a la calle en democracia y, a partir de ese hecho tan personal, me atrevo a aventurar una hipótesis mayor: creo que la derecha no ha captado la correcta dimensión de la movilización ciudadana en torno a la PDD. Así como las primeras manifestaciones de los pingüinos fueron minimizadas, así también la orden del día parece ser capear el temporal y esperar que se diluya con los primeros fríos y las ansiadas lluvias. Mal que mal, faltan muchos meses para las elecciones parlamentarias, donde los 36 de la deshonra tendrán que someterse al escrutinio público y buscar el respaldo de sus electoras (y electores, claro, pero las mujeres aquí son las principales agraviadas). Tengo la impresión, y ojalá no sólo la esperanza, de que esta movilización no se reducirá a un par de marchas. Aquí los ciudadanos tenemos una oportunidad para presionar y presionar hasta que la clase política reaccione y enfrente las reformas imprescindibles para evitar el abuso de un minúsculo grupo escudado en facultades institucionales.

    Nos vemos el martes.

  • Menos no se podía esperar. Lamentablemente, como he oído decir mucho, el poder sólo lo tienen unos pocos que hacen y aprueban sin tener en cuenta la opinión general de “los otros”, o sea, quienes no estamos sumergidos en el mundo de la política.

    Con las cifras que se han dado (que La Tercera también puso), está más que claro que si se hubiese hecho un escrutinio a nivel nacional, la prohibición ni siquiera hubiera estado en discusión.

    Lo que se está menoscabando aquí es el albedrío de cada uno de los ciudadanos. Algo que sería “aceptable” (remarco las comillas) en una dictadura, pero que en época de democracia es simplemente intolerable.

    Lo único que me preocupa (y molesta un poco) es el hecho de imaginar que, por mucho que critiquemos, quienes deben tomar la decisión final y todo eso están muy priscos echados en el sillón mirando un DVD de Promedio Rojo mientras se ríen del protagonista (no, no ven tele para evitar tener que pensar en el asunto). Y para evitar tanta marcha y que la gente muestre tanto descontento, salen, dicen algunas palabras y logran que la gente se calle. Mal que mal, ocurrió con el asunto del acuerdo de colaboración de nuestro gobierno con Microsoft… ¿o me equivoco? (Si me equivoco díganmelo altiro para corregirme, pero no he tenido noticias nuevas ni nada sobre el asunto).

    Bueno, era eso. Un abrazo.

    PD: Gracias por el enlace al webcómic de Annie. Link-back’d.

  • No pude ir a la marcha (pero la comenté igual en mi blog)… gracias por la mención… y felicitaciones este blog y su notable labor de difusión de buenas ideas

  • Deja un Comentario