El Congreso y la Desaparición Forzada de Personas

07 de Nov, 2007 | Por | 6 Comentarios

A veces mirar de cerca el funcionamiento de nuestro querido Congreso Nacional es un viaje a un reino mágico. Pero magia de la oscura. Hoy, por ejemplo, se votaba en la cámara de diputados la ratificación de la Convención Interamericana sobre desaparición forzada de personas por parte del Estado Chile.

Uno se podría imaginar que un documento que afirma que

“…la desaparición forzada de personas constituye una afrenta a la conciencia del Hemisferio y una grave ofensa de naturaleza odiosa a la dignidad intrínseca de la persona humana, en contradicción con los principios y propósitos consagrados en la Carta de la Organización de los Estados Americanos”

y que compromete a los estados signatarios a:

… no practicar, permitir o tolerar la desaparición forzada de personas, ni aún en estado de emergencia, excepción o suspensión de garantías individuales; sancionar a los autores, cómplices y encubridores del delito o de su tentativa; cooperar entre sí para prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada, y adoptar las medidas legislativas, administrativas y judiciales para cumplir con la Convención.

no generaría mucha controversia.

¿El resultado de la votación? Rechazo por falta de quorum. Mientras que 67 diputados votaron por aprobar, 31 diputados – 22 de la UDI, 8 de RN y el “independiente” Alberto Cardemil – se abstuvieron de la votación, condenando así la ratificación de la Convención a la derrota por falta de un voto afirmativo.

Así es. En Chile, el 2007, tenemos una derecha que no se opone a la desaparición forzada de personas. Es lo que hay.

Palabras Clave : , ,

6 Comentarios

  • Que tremendo!… mi suegro me decía que la derecha es así y que no va a cambiar, pero me costaba creerlo… no porque sea de derecha, sino porque a estas alturas cuesta creer que en Chile existan personajes elegidos en votación popular que no sean capaces de defender los derechos humanos por sobre cualquier cosa… ahora ya no me queda duda alguna… voy a replicar su artículo en mi blog, porque esto debe tener difusión…

    Saludos!

  • A propósito de difusión: vieron la prensa de ayer? vieron los diarios de hoy?

    Así es: nada de nada sobre este tema, ni una mísera nota en TVN…

    Si nuestra derecha en general no califica, con nuestro periodismo no llegamos ni a la esquina.

    Es lo que hay, pero no lo que necesitamos como país.

    Carlos: gracia spor estar atento y por ponernos al tanto.

    Matías

  • Meriadox,

    Estoy de acuerdo contigo. Como dice Matías, harta responsabilidad le cabe a la prensa también, que deja pasar estas cosas como si nada.

    Saludos,

  • ¿Quienes son los que tienen el control de los medios?, principalmente (o totalmente?) seres vinculados a la derecha. Por lo tanto informan…cosas que a la derecha le conviene. Aunque en realidad, la tele, los diarios, la radio, hoy en Chile, no son más que somas.

    Lo de la Convención es absolutamente lamentable, y no hace más que ratificar la mala calidad de la política y por ende, de los políticos de nuestro país. Y además nica lo medios lo iban a denunciar con una Cumbre iberoamericana de presidentes en desarrollo.

    Buena denuncia Carlos!

    Saludos

  • Volteretas del tipo “quería aprobarlo, pero no quise generar problemas al interior de la alianza”; declaraciones de molestia post-chascarro de Piñera y otros; intentos de salvataje una vez que ellos mismos mataron el proyecto…

    no les parece que la derecha ha hecho esto mismo durante treinta años respecto de los derechos humanos? Esto es: decir que les importa y a la hora de actuar, “abstenerse”?

    M

  • Hola,

    Ricardo, muy de acuerdo. Como se ve en los artículos post-rechazo de el mercurio, los medios están mas que felices de ignorar o ocultar la obvio, y en vez se lanzan a buscar justificaciones tiradas de las mechas para no tener que explicar la actitud de la derecha.

    Matías: parafraseando a un programador geek, ya esta bueno que usemos un criterio bien simple para evaluar al Congreso: “show me the vote”. En este caso, la abstención habla a gritos, y las excusas, también.

    Saludos.

  • Deja un Comentario