Gobierno Ciudadano, Estado Policial y Detención por Sospecha

09 de Oct, 2007 | Por | 17 Comentarios

Hace al menos un mes que no iba al centro en horario de oficina. La semana pasada, sin embargo, un par de trámites me hicieron pasar dos o tres veces frente a La Moneda. Era un día normal de septiembre, bien soleado pero algo frío. El escenario era también normal: perros vagos por decenas, oficinistas sacando la vuelta, ejecutivos y ejecutivas hablando por sus auriculares inalámbricos, tipos con pinta de dirigente radical de los 60 y una montonera de gringos en short-polera-mochila y orientales en gorrito-cámara-mochila conociendo el edificio. Todo normal.

guanaco_chico.jpg

Excepto por una cosa. Alrededor del palacio de gobierno había al menos un policía cada diez metros. Muy de pistola y bastón retráctil, cada cual cuidando su pedazo de blanco muro. En la puerta, los carabineros gigantes de rigor y otros personajes con pinta de policía de civil. En las calles cercanas, buses de carabineros, guanacos, zorrillos.

Frente a Morandé 80, un tipo hablaba y hacía gestos al que seguramente era su hijo adolescente, como diciéndole “desde allá arriba disparaban” y “por acá los sacaron”. A cada lado de la gran puerta de madera, un carabinero con cara de poker ante la improvisada clase de Historia.

Repasé la agenda anunciada por la prensa del día y no había protestas, tomas, manifestaciones ni nada que previera “desórdenes”. De hecho, ni siquiera estoy seguro de que la Presidenta estuviera en Santiago o en Chile. Pese a ello, el limpio diseño urbanístico de los pastos y piletas frente a Palacio, que debía permitir una vista limpia desde su puerta sur hasta el Parque Almagro, a través del Paseo Bulnes, se interrumpía con al menos dos rejas policiales, resguardadas por los uniformados de rigor.

Como decía, hace ya un rato que no iba al centro, y la verdad es que el clima de estado policial me dejó helado. La violencia implícita del despliegue policial “preventivo” anotó otro punto negro en mi lista de decepciones con la conducción de nuestro cada vez menos socialista, ciudadano y progresista gobierno. Qué pena.

439277416_c41d652d46_m.jpgPero eso no es todo. Mientras lees esto, probablemente comenzará en la Cámara de Diputados la discusión de un proyecto –impulsado por el gobierno y sujeto de críticas– que busca reponer, con matices, la tristemente célebre “detención por sospecha”. Esto es, las fuerzas policiales “podrán detener a personas sospechosas sin necesidad de orden judicial”. Más precisamente:

“podrán hacer controles de identidad, revisar las órdenes de detención pendientes de la persona controlada y, si del registro de sus ropas, equipaje o vehículo, aparecen indicios de haber cometido un delito, podrán proceder a su detención, sin necesidad de orden judicial”.

El texto del proyecto es suficientemente amplio como para que se cometan atropellos como los que, recordamos, eran comunes en tiempos menos felices, cuando la represión en la calle era el mecanismo de estabilización de un gobierno social y políticamente ilegítimo. Ustedes Juzguen:

“[los funcionarios policiales] deberán, además, sin orden previa de los fiscales, solicitar la identificación de cualquier persona en los casos fundados, en que, según las circunstancias, estimaren que existen indicios de que ella hubiere cometido o intentado cometer un crimen, simple delito o falta; de que se dispusiere a cometerlo; de que pudiere suministrar informaciones útiles para la indagación de un crimen, simple delito o falta; o en el caso de la persona que se encapuche o emboce para ocultar, dificultar o disimular su identidad”.

El mensaje es simple: todo chileno es un potencial delincuente hasta que demuestre lo contrario. No es necesario que un policía te vea cometiendo un ilícito para que pueda detenerte: basta que “te encuentre cara de…”. Una cancha abierta a la discriminación y un catalizador de más descontento y bronca.

Belisario y el sheriff en que se ha convertido Felipe Harboe deben estar felices de poder tener más “armas” con las cuales combatir al “lumpen”, o sea, a esos mocosos de 15 o 16 años, que nacieron bajo el gobierno de Aylwin, fueron a primero básico en el gobierno de Frei, desertaron del colegio en el gobierno de Lagos, comenzaron a drogarse en medio de promesas electorales que no les decían nada, y hoy delinquen en el gobierno de Bachelet. Pero claro, son sólo “lumpen”, simples delincuentes, energúmenos desadaptados… sus acciones nada tienen que ver con la Política, nada que ver con el Gobierno, nada que ver con nada.

Lo bueno es que hora podremos meterlos en cana antes: por la cara morena, por la forma de hablar, por el pantalón a mitad de trasero, por las zapatillas gigantes, el piercing, el pelo de colores o simplemente por su “sospechosa” juventud.

“Rico” tu gobierno ciudadano.

(la foto del guanaco la sacamos de acá, y la de los dos carabineros, de acá)

17 Comentarios

  • Buenos artículos. Tan necesaria que es la reflexión.

    Los invito a visitar nuestro pequeño esfuerzo.

    Saludos http://www.revistamasiva.com

  • Está buenazo tu artículo Flaco! Felicitaciones!

    Saludos

  • PAra el 11 la Moneda parecía el Estadio Nacional en día de clásico, para impedir que gente se acercara y “pudiera” tirar bombas incendiarias. Eso puede ser, no se, para mi lo peor es que en las poblaciones la gente se agarra a balazos como si fuera spaguetti western y ahí no hay ni prensa, ni pacos, ni alharaca, ni el GOPE, de hecho el carabinero muerto estaba haciendo “horas extras”, era un paco vecino, como el MAtute de don gato. Señor Harboe ¿Dónde están las prioirdades de seguridad, dónde está la “inteligencia”?. SAludos

  • Vivo cerca de la moneda (por lo que la veo casi todos los días). Y siempre me impresionó el tema de la reja. Recuerdo la plaza “ciudadana” tenía como gracia el fácil y libre acceso para los “ciudadanos”. Pero luego vino la manifestación ciudadana de los pinguinos y la plaza se enrejó. desde entonces son raras las veces en que las retiran. a veces hay algunos pacos más o menos, cuando están de buen animo abren los accesos a los vías de la alameda que tiene la “plaza”, pero eso también es raro. Claro que si eres turista puedes entrar libremente por el ladito que siempre esta abierto para ellos. ¿Seguridad? por favor no me metan el dedo en el ojo. Lo más chistoso es que al otro lado de la alameda (donde estaba la llama de la libertad) nunca hay rejas, a lo más hay dos pacos normales que cuidan el monumento de o`higgins y su tumba. Deberían re-inagurar la plaza como “plaza de la anti-ciudadanía”. Respecto a los pacos, siempre han estado (desde hace por lo menos 6 años doy fe de ello), solo que antes estacionaban los buses, guanacos, zorrillos y otros en las calles cercanas (zenteno, la del mineduc, portada de armas etc..) y nunca tan cerca de la moneda.

  • “El escenario era también normal: perros vagos por decenas, oficinistas sacando la vuelta, ejecutivos y ejecutivas hablando por sus auriculares inalámbricos, tipos con pinta de dirigente radical de los 60 y una montonera de gringos en short-polera-mochila y orientales en gorrito-cámara-mochila conociendo el edificio”. Siguiendo descripciones como las del propio articulista se redactan los proyectos de ley sustentados en el “prejuicio estético”. Esperamos que el siguiente artículo demuestre un mayor esfuerzo por evitar contradicciones. Impresentable.

  • Gabriel,

    No se, la ultima vez que estuve por esos lados vi hartos oficinistas, perros vagos, etc. Es una descripcion, no un juicio de valor sobre la escena.

    Saludos,

  • Gabriel,

    sieguendo con el comentario de Carlos,la descripción sólo pretende mostrar de manera más o menos impresionista lo contrastante que resulta un día normal en el centro de Stgo. con un despliegue policial en torno a “Palacio” que no junta ni pega. Esta es sólo una breve reseña de actualidad: no pretendo hacer sociología, ni menos levantar una ley a partir de él. No entiendo, finalmente, qué de la breve descripción te pareció tan aberrante. Y, por cierto, no me hago cargo de las chantadas habituales de nuestros parlamentarios.

    lll001100lll: gracias por el comentario. Me preguntaba cómo dispondrán las rejas si se llega a concretar el proyecto Bicentenario de “hundir” la Alameda y construir sobre ella una gran “Plaza Ciudadana”.

    Sebastián: no sé si en las poblaciones no hay carabineros. Y a veces creo que la prensa en ellas sobra. Creo, eso sí, que el tema no se soluciona con más cárceles, más carabineros, más detenciones y más represion (como le gusta a Espina), sino por un mejor trabajo social y político que de reales perspectivas a los cabros, y claro, mejores carceles y aún mejores carabineros. El tema es que la línea principal de accion de un gobioerno que se dice progresista, no puede ser la represión.

    Matías

  • Cada vez que paso al lado de la moneda me da un poco de susto, cruzo la calle para no caminar por la misma vereda… menos he entrado, me daría crisis de pánico. La verdad no se porqué ¿manifestación física de fobias enterradas en mi subconsciente?.. quizás. Me pasa parecido si voy manejando y me paran los pacos, aunque no haya hecho nada malo me transpiran las manos.

    El gran problema de Santiago es que invita poco a “ser utilizado”. Si el corazón cívico del país parece cuartel es peor el asunto. Es totalmente contradictorio con medidas que si apuntan a hacer una ciudad “mas amable” como lo de cerrar la Alameda los domingos.

    En necesario que haya una rápida respuesta si es que la gente se manifiesta de mala manera (con destrozos, etc) pero deberían tener al mecanismo represor un poco más fondeado.. ¿no?

  • Extraña sensación estar de acuerdo con algún artículo de este blog de La República, y este es el caso. Cualquier intento por instaurar la detención por sospecha creo que ameritaría protestas masivas del electorado, y no veo por qué haya que descartar incluso actos de desobediencia civil ante semejante atropello.

    Sin embargo, el hecho que la atea Michelle Bachelet, la misma que tuvo el coraje de enfrentarse a la Ramera de Babilonia frente a la crisis de la Píldora del Día Después, ahora vaya y se entreviste con Ratzinger, me hace creer que exigirle la renuncia no es una idea descabellada. Si es presidenta de todos los chilenos, al menos que represente a los sectores ateos hostiles al clericalismo, pero a los cuales ha dejado en vergüenza. Menos aún que la famosa entrevista sea con tanto alboroto y parafernalia. OK, una entrevista de diez minutos, estrictamente protocolar, y chao, nada más. Cordial, pero firme. Pero no: es un show mediático y un verdadero acto de pleitesía, capitulamiento y entreguismo ante uno de los poderes fácticos más perniciosos de Occidente.

    No espero nada de la Concerta. Que no destruya al país ya me deja tranquilo. Pero hubo una pequeña llamita de esperanza que con la mayoría en ambas cámaras y con la (increíble) popularidad con que llegó al poder, al menos esta administración despenalizara el aborto, e incluso que se legalizara y se ofreciese en centros médicos a disposición de los más menesterosos. Pero fue una ilusión ridícula, porque este gobierno es una tomadura de pelo.

  • Iba a opinar, pero la última opinión me confundió… ¿este artículo se trata de la detención por sospecha o de disparar intolerancia, agresión contra una reunión de la presidenta con un papa?

    Si es por lo primero, me parece muy mal, anticiudadano y antidemocrático (re)instaurar la detención por sospecha, fomenta la discriminación y le entrega poder a gente que no tiene el ci suficiente para tener poder (pacos).

    Respecto lo segundo, también me parece anticiudadano y antidemocrático realizar una critica de ese tipo a una reunión de una presidenta de un país con un papa (que es el presidente del vaticano). ¿cómo sería tu reacción si apareciera algún grupillo de esos extremistas católicos, criticando a ratzinger por recibir una atea? ahi si que estarías disparando fuego… pero bueh… se echaba de menos a Chile Liberal, pero sus comentarios cada vez me demuestran que de Liberal, sólo tiene el nombre. Buen post Matías, saludos!

  • Dije que puede entrevistarse, protocolarmente. Después de todo, los chilenos son católicos, yo no, pero otros sí. Pero el show, la parafernalia, la visita al (sic) Santo Padre, eso es lo que molesta, en una mujer que en el próximo enfrentamiento con La Ramera, va a tener que dar la batalla por perdida antes de tomar las armas. Pero por lo visto, ahora IC y Concertación están coquetéandose: así es la política. Menos mal que jamás compré el discurso de la Concerta, ni menos el de la Alianza, y ahora con los bacheletistas-concertacionistas, me pregunto si tendremos una atea católica en la presidencia.

    A todo esto, clarfica qué tiene de “anticiudadano y antidemocrático” criticar la reunión de la Presidenta de Chile con el líder no democrático de una asociación que no aclara si es una ONG o un estado, y que se opone a todo cambio social que se intenta en el país? ¿O no te gustan las críticas?

  • Clarifico: me parece “anticiudadano y antidemocrático” criticar, en términos agresivos, poco respetuosos y abiertos al diálogo, una situación que la presidenta, haciendo uso de sus libertades, decide reunirse con un señor, que también haciendo uso de sus libertades, opta por recibirla, aún sabiendo que no cree en lo mismo que él cree. Al igual que tú, no me gusta Ratzinger, ni menos que se reúna con gente, (debería quedarse enclaustrado), pero la verdad creo que con actitudes belicosas solapadas bajo la etiqueta de “crítica” no se va a lograr mucho. Si me gustan las críticas, creo que no puede haber democracia sin críticas, pero críticas realizadas con respeto, creyendo en la diversidad, con fundamento claro, tratando de validar mi posición y no tratando de destruir al otro. Creo en esa crítica. También creo que así como aparecen bachelitistas-aliancistas, tú dices que pueden haber “ateos-católicos”, yo creo que hay “liberales autoritarios”. Por cierto, así como la Iglesia se opone a (casi) todo cambio social que se intenta en el país, cuando un cura propone uno (salario ético), otro tipo de sacerdotes y monjas fundamentalistas (ciertos economistas) le caen a piñas, impidiendo… un importante cambio social. Saludos!

  • hola, a todos yo soy un ex_carabinero esto es insolito me despidieron por que no detube a una persona yo nunca lo vi cometer delito ya que solo lo traslade a una unidad por control de identidad, ustedes se preguntaran por que no lo detube simplemete por que en chile ya no existe la detencion por sospecha y no puede detener alguin sin una orden del tribunal o por delito flargante, la verdad que yo no entiendo los criterios de las autoridades se cambio la detención por sospecha por el control de identidad y a mi me despiden por hacer lo correcto, me dejan sin sueldo, y mas encima estoy siendo procesado por incumplimiento de deveres militares lo que me pasa a mi es el primer caso en chile desde que se elimino la detencion por sospecha y se cambio por el control de identidad yo soy una persona que valora los derechos humanos y como no lo vi cometer un delito no la detube creo que no cometi ningun error, solo actue de acurdo a la norma vigente.

  • vale gracias a esta informacion vamos a poder sacar toda la informacion que queramos y asi seremos los grandes triunfadores del debate que se nos aproxima sobre la tesis “se debe volver a utilizar la ley de detencion por sospecha” adiosss

  • Hola, soy profesora y les voy a contar una historia real que sucedió ayer,miércoles 15de abril del año 2009 a las 21.00hrs. Envié a mis 2 hijos desde el lugar que vivo (en el centro de una ciudad determinada)a la cual llegué hace 20 días aprox. hasta donde vive mi marido, que queda a tres cuadras de mi hogar. Transcurrido 40 minutos aprox. me llama mi marido para preguntarme porque no habían llegado los niños. Situación que a mí comenzó a preocuparme. A los 10 minutos más me avisa: los niños estan detenidos en la comisaría por “control de identidad” y andaban sin su carné. Ellos tienen 14 y 17 años respectivamente. Obviamente yo me asusté mucho, como lo haría cualquier madre que sabe que sus descendientes estan “privados de libertad” aunque sea por 40 ó 50 minutos (que son eternos para una madre). Más aún cuando yo pensaba que estaban junto a su padre. Corrí a la comisaría que queda a 2 cuadras donde vivo y !oh! sorpresa, al verme llegar carabineros con mi cédula de identidad en mano y les pregunto porque están mis hijos ahí, me contestan que me tranquilice, que todo está bien que fué solo un “control de identidad” y que firme un papel y otro y que aquí no ha sucedido nada y que no me preocupe, que me quede calmada. Mis interrogantes son las siguientes: – ¿Es normal detener por la espalda a 2 menores de edad, revisarles sus pertenencias, arrinconarlos en la pared, llevarlos al hospital a constatar lesiones y posteriormente hacerlos esperar en la comisaría?
    Estoy hablando de jóvenes decentes, estudiantes (1º y 4º medio) que viven con sus padres y que tuvieron la mala ocurrencia de pasar por un lugar no muy iluminado(alameda) donde habían 2 carabineros encubiertos como flaytes (me imagino que en un plan antidelincuencia) que atacan por la espalda, donde mis hijos les entregaban sus pertenencias pensando que estaban siendo asaltados, otorgándoles inseguridad, temor, confusión, etc. Sólo por el hecho que el mayor es enjuto de rostro, usa un arete, tiene espinillas y es flaco. Considero que esto es discriminación.
    Ni siquiera tuvieron la velentía de pedir disculpas por el error que cometieron; esto los habría dignificado como integrantes de la institución a la cual pertenecen y la vez no le habrían arrancado la ilusión a mi hijo menor que deseaba pertenecer a carabineros.

  • […] en delaRepublicaNo tengo ninguna intencion de defender a Harboe (como saben, no es santo de mi devoción), pero cuando leo a Alberto Cardemil declarando, como argumento para criticarlo como contendor por […]

  • Pacos Ctmmmmmmmmm! Hijos De la Peeeeeeeeeeeeeerraaa!……………

  • Deja un Comentario