Matthei: callar en lugar de mandar a callar.

12 de Sep, 2007 | Por | 8 Comentarios

silence.jpgLa semana pasada, el Presidente del Banco Central, Vittorio Corbo, presentó un informe ante el congreso (el Informe de Política Monetaria, IPOM). Lo acompañaron en esta tarea, que se anticipaba pesada, los otros cuatro consejeros en ejercicio: José de Gregorio, Manuel Marfán, Enrique Marshall y Jorge Desormeaux.

El escenario que enfrentó Corbo fue finalmente menos hostil de lo esperado, y sólo el senador Navarro solicitó explícitamente que se reemplazara a Corbo en el próximo posible cambio de Presidente (diciembre de 2007). Esto, pese a que unos días antes 20 senadores oficialistas habían pedido, a través de una carta a La Moneda, reemplazarlo por el DC Ricardo Ffrench-Davis (nombre que a la Alianza no le gusta en absoluto).

El Mercurio resumía el recibimiento a Corbo diciendo: “Cuando la palabra la tomaron en la Concertación, los ataques al Central se diluyeron”.

Por el lado de la Alianza, cinco senadores tomaron la palabra para defender el actuar del Central en general y a su presidente en particular. Entre ellos, Evelyn Matthei planteaba que “la credibilidad de que el Banco Central goza entre los agentes económicos está siendo minada por agentes políticos”.

Más aún, en su habitual compulsión por hacer callar a quien no está de acuerdo con ella (es decir, a no parlamentar… que es su trabajo), Matthei respondía a Nelson Ávila -que ironizaba sobre el Banco Central y las ganancias de las empresas- con un sonoro “¡Pero qué tipo más huevón!”, un incidente que incluso El Mercurio tildó de “exabrupto”.

Lo que El Mercurio no menciona es que quien debió haber callado en esta ocasión es precisamente la senadora, no debido a su calidad intelectual o su nivel de conocimiento de la disciplina económica, sino porque es esposa de uno de los “evaluados”, el economista y consejero del Banco Central Jorge Desormeaux que, como hemos dicho, se encontraba presente en la sala.

Cuando la contraparte en una cuenta pública es el cónyuge, es mejor callar, en lugar de mandar a callar a otros. Esto, con independencia de si el Banco hace bien o mal su pega (yo opino que en general la hace bien), con independencia de si las ideas de Matthei son más o menos “huevonas” que las de Ávila, y con independencia del color político.

Es mejor callar porque existe lo que se llama un conflicto de interés: existe la duda válida de si la senadora Matthei está legítimamente defendiendo un modelo de Banco Central y la actuación de su Consejo directivo, o si simplemente defiende la pega de su marido. Ambas defensas son válidas, pero mientras la primera corresponde a las atribuciones de su cargo y al espacio de una sesión solemne del Parlamento, la segunda no.

Esto, en un país pequeño cuya elite lo es aún más, es un asunto al que tenemos que prestar especial atención. Si no, corremos el riesgo de que “la credibilidad de que el Banco Central goza entre los agentes económicos” sea “minada por agentes políticos” (igual que la credibilidad del Senado, agregaría yo). El Presidente del Senado debió decir algo, y por supuesto no lo hizo. La prensa, idem.

En esta ocasión a la senadora le correspondía guardar silencio, aunque sabemos que siempre es más facil pedírselo a otros, ojalá ninguneándolos, como es su costumbre.

(la imagen la sacamos de acá)

8 Comentarios

  • Hoy me encontré esta cita a Norman Mailer que quizá venga al caso:

    “…Explicaba Norman Mailer en Miami y el sitio de Chicago (1970) que es más interesante observar lo que rodea a un gran político que hablar con él…”(http://todoscontranixon.blogspot.com/2007/08/chapas-de-campaa-1.html)

    Que hablar con él, que hable, etc.

    Salud.

  • a si, lo de gran político, bueno… “lo dejo al juicio de la Historia”

    JA

  • O en este caso, al jugo de la historia. El jugo que esta dando la prensa (y la Matthei).

    Buen apunte, matias.

  • Buen alcance Matìas. Leyendo lo que dices y pensando en la mano con que trata la prensa a unos y otros me nace una pregunta: ¿qué diría el decano si algún honorable dijese, en el mismo tono y al mismo nivel de esta señora : “qué mina más histérica”? no creo que le dedicasen sólo unas líneas cómplices como lo hicieron con ella. Más bien montarían un escándalo con el bajo nivel que le dan al senado los senadores “pop”. Y si lo dijese navarro, ¡¡ horror!!. En clave dieciochera, el chancho está muy mal pelado y algunos tiene licencia para ofender y ningunear a los que no son como ellos con el beneplácito de los medios cuando de enemigos comunes se trata.

  • No me sorprende de Matthei, una señora que expresa abiertamente su intención de plantarze frente un juez a tirarle huevos por que no le gusta como hace su trabajo.

  • Detalles… Las cosas importantes están construidas detalles. Slds, Felipe.

  • […] pero mucho menos voy a votar para que Jovino Novoa sea ministro del interior, Coloma sea vocero, o Evelyn Matthei ministra de economía. […]

  • […] Matthei disparando, como siempre, de chincol a jote. Esta vez le tocó al centro de investigación fundado por el actual Ministro […]

  • Deja un Comentario