Encuestas: CERC Abril 2007

20 de abr, 2007 | Por | 8 Comentarios

Siguiendo con lo que esperamos se convierta en una costumbre, compartimos algunas notas sobre la encuesta del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea realizada el 7 de Abril del 2007 (PDF). Publicada hace un par de días, la encuesta se ganó sendos titulares de prensa en EMOL, La Tercera y La Nación. A diferencia de la encuesta del LyD que discutimos hace un par de semanas, esta encuesta tiene resultados que vale la pena revisar.

“Transantiago pasa a ser el reflejo de un gobierno que no sabe hacer las cosas”, declaró el Senador UDI Juan Antonio Coloma. Pese al los indiscutibles problemas del Transantiago y una mala evaluación del nuevo sistema de transporte público, la inmensa mayoría cree que los problemas se solucionarán, y sólo un 20% le asigna la responsabilidad al gobierno de Bachelet. Quizás más interesante aún es que, desde la última encuesta de la CERC en diciembre pasado, los santiaguinos expresan exactamente el mismo nivel de apoyo por el gobierno (54% en diciembre vs. 55% en abril). Difícilmente, entonces, se sostiene la tesis de Coloma.

Sin duda, el gobierno de Bachelet ha perdido apoyo en el último año y poco en el poder. De acuerdo con la narrativa de la derecha, esto es parte de una una caída en picada de la popularidad del gobierno, debido a sus problemas de gestión. Y por supuesto, leeremos análisis en esta dirección en las páginas editoriales de este fin de semana. La conclusión es, sin embargo, apresurada, y una pequeña revisión histórica ilumina la situación.

La euforia de las elecciones, donde los gobiernos reciben un cheque en blanco de los votantes, se desvanece más o menos lentamente durante la primera mitad del gobierno. Esto ha sido observado múltiples veces por encuestadores en sociedades democráticas. Chile, por supuesto, no es la excepción. El fenómeno – llamémoslo depresión post-elecciones – le ocurrió a Aylwin (10 puntos entre el 90 y el 92), Frei (29 puntos (!!!) entre el 94 y el 95) y Lagos (20 puntos entre el 2000 y el 2001). Esta última caída es la misma que ha sufrido Bachelet, y se ajusta perfectamente a tendencias históricas. En otras palabras: volvamos a nuestra transmisión habitual, que acá no hay noticia.

Fuente: Encuesta CERC - Abril 2007

Nada garantiza, por supuesto, que la tendencia vista hoy no continué o que se revierta. Pero al analizar los resultados de estas encuestas, vale la pena recordar la historia para mirar con ojo crítico las rasgaduras de ropa de la derecha. Si Coloma -y la derecha que representa- miraran con cuidado los mismos números, verían una tendencia en picada mucho más preocupante y, peor aún, mucho más constante: un rechazo profundo a su gestión como oposición, que no da señales -ni históricas ni contingentes- de disminuir.

8 Comentarios

  • “acá no hay noticia”… me gustaría saber si esa depresión post elecciones que se observa a nivel mundial es un “porque si” (lo que dudo mucho) o realmente refleja algo que nadie pesca… las campañas y las promesas inflan el ánimo artificialmente… las personas creen que los cambios se dan rápidamente cuando en realidad la mayoría de los nuevos gobiernos matienen el statu quo… Es verdad que la Bachelet no tiene toda la responsabilidad del Transantiago… pero por Dios que se han hecho mal las cosas y no es posible que sean tan ineptos para seguir así… en algún momento deberán repuntar… ya tocaron fondo (espero).

  • Hola Meriadox,

    MMhh. No se si es un fenómeno universal, pero si se ha observado en varios países. Ojo que tienen que haber estadísticas – y democracia – por bastante tiempo para poder ver estas tendencias.

    Hay una cierta euforia y un optimismo, como dices tú, y también – creo – una tendencia de la gente a darle un “cheque en blanco” de confianza a los nuevos presidentes (fijate que el nivel de apoyo inicial siempre es mayor que el nivel de votación para un presidente dado).

    Por otro lado, para nada quiero decir que lo del Transantiago se haya ejecutado bien (todo lo contrario), sino que el buscarle explicación a cada oscilación de las encuestas es un poco ridículo, aunque sea buen material para titulares.

    Saludos.

  • Creo que es una pérdida de tiempo analizar las encuestras CERC (de izquierda) y las de LyD (derecha), cuando todos sabemos que los estudios CEP son los más serios.

    Pensar que la masa sigue impávida después del descalabro del Transantiago y de la ola de críticas que ha recibido Bachelet desde el exterior, demuestra inocencia, o que vives en el País de las Maravillas, o quizás eres uno de los pocos que sigue deslumbrado con la sonrisa de Bachelet.

    Lo que rescato del gobierno actual es que podría hacerlo incluso peor, y que le queda un par de años apenas. Bueno, veremos qué ocurre después de los ajustes al pasaje del transporte público.

    Pero decir que “no hay noticia” frente a este gobierno calamitoso demuestra fanatismo hacia esa mujer que aún no logra formar un gabinete que le acomode.

  • Estimado Carlos,

    Creo que malentendiste el sentido del artículo: mi interés es discutir el rol de las encuestas en el “humor” nacional.

    Y por supuesto, el “no hay noticia” no tiene nada que ver con el éxito del gobierno, sino con la rasgadura de ropas frente a un descenso en popularidad que como ya has leído, es completamente normal.

    Saludos.

  • Pensar que después del TransFracaso, apenas bajó el 1% de apoyo al gobierno, es tan hilarante como inverosímil.

    A todo esto, le mandaron saludos a Bachelet desde Aysén.

  • Carlos,

    Estoy de acuerdo, yo también lo encontré muy extraño. Y que el número fue de 54 a 55, no al revés. Aunque como explicaba al discutir la encuesta LyD, ese cambio no es significativo (es decir, el apoyo se mantiene igual).

    Una posibilidad esta en que la culpa no se le transfiere al gobierno de Bachelet (según la encuesta, solo un 20% le asigna responsabilidad), o que simplemente la encuesta no capturó apropiadamente la opinión de la gente.

    Y por eso será interesante ver que números entregan las próximas encuestas, incluyendo la de la CEP.

    Saludos.

  • Carlos:

    efectivamente la depresión post-elecciones no es nada nuevo. Una muestra:

    “[...] las dificultades más grandes se encuentran en el principado nuevo, [...]. Estas mismas nacen de las variaciones que ocurren naturalmente en los principados nuevos; porque, si al principio los vasallos se prestan con gusto a mudar de señores, creyendo que el cambio es ganancioso, y, llevados de esta opinión, toman las armas contra aquel que los gobierna, suelen engañarse, y no tardan luego en reconocer que su situación empeore cada día, siendo muchas veces los males que experimentan consecuencia necesaria de la mudanza.” (Maquiavelo, Nicolás. “El Príncipe”. Editorial EDAF S.A., Madrid, 1984. pp. 18)

    Como decías, no hay noticia.

    Saludos, Matías

  • [...] de un poco más de un año de gobierno, Bachelet se ha unido a sus predecesores Frei y Lagos en niveles de aprobación de alrededor del 40% después del mismo periódo de trabajo en La Moneda. Pero más allá de lo que –convenientemente- [...]

  • Deja un Comentario