La Teletón, las fallas del Estado y el doble estándar.

10 de Dic, 2006 | Por | 28 Comentarios

La semana pasada Chile se vistió nuevamente de fiesta para celebrar su propia bondad. A la usanza de las épocas de campaña, en que las calles se llenas de pendones, los periódicos de caras sonrientes y slogan esperanzadores, y la radio y TV de jingles intragables, “Don Francis” traía la buena nueva del corazón a tajo abierto. Pese al bombardeo, este año, como desde hace ya varios, me negué a ver la Teletón, no aporté en las cajas del Banco de Chile y le saqué el cuerpo todo lo que pude a la campaña solidaria. Es cierto, mucha gente hace colas por horas para aportar, y alguna de esa gente tiene muy poco incluso para sí mismos. Por lo mismo, más de alguno pensará, con todo derecho, que ello refleja que soy una mala persona, un insensible o simplemente un carajo. Puede ser. El punto es que, sinceramente, me carga la Teletón, porque creo –probablemente al contrario del sentido común- que en lugar de reflejar “lo mejor de lo nuestro”, es una expresión muy clara de elementos poco decorosos de nuestra idiosincrasia.

info_evento_barrasp_logotel.jpg Resulta obvio, creo, que la labor que realiza la Teletón (la institución, no el show) es loable, necesaria y tremendamente destacable en términos humanos y sociales. En eso imagino que estaremos todos más o menos de acuerdo. Mis cuestionamientos van por otro lado.

Creo, en primer lugar, que el éxito continuo de la Teletón tiene su origen en una profunda falla del Estado en un tema en que debiese tener un rol central (se me vienen a la mente, con matices, el Hogar de Cristo, la Fundación las Rosas, Niño y Cancer, Coaniquem…). El tratamiento digno y efectivo para los discapacitados de nuestro país, que les permita mejorar sus estándares de vida e incorporarse a todas las instancias de nuestra sociedad, debiese ser un derecho, no un favor. Cuando veo a las madres de niños discapacitados agradecidas hasta las lágrimas por “la oportunidad” que les ha dado la Teletón, creo que las comprendo, pero básicamente me molesto. La rehabilitación debiese ser un derecho garantizado por el Estado, no “una oportunidad” provista por un privado. Así, se reproducen lógicas clientelistas, en que los más humildes deben agradecer la benevolencia de los pudientes al aliviar su dolor. No debiésemos montar un show esquizofrénico (ese torbellino emocional de lágrimas, escotes, humoristas y farándula hipersensibilizada) para entenderlo. El derecho a cuidado y rehabilitación debiese estar en el espacio de lo cotidiano, de lo normal, no en el mundo de lo extraordinario y espectacular.

Pero claro, para que el Estado provea se necesitan (muchos) recursos. Y este es el segundo punto que me irrita. Las mismas empresas que se golpean el pecho y enarbolan plumas solidarias en ese tremendo show que es la Teletón, son las que ponen el grito en el cielo ante cualquier insinuación de aumento de la base tributaria de nuestro país. Su noción de “bien común” termina, en la mayoría de los casos, donde terminan sus partidas contables. Puede que en algún punto (en la cabeza de algún gerente) les interese genuinamente aportar, pero es posible sospechar que si no fuera un buen negocio, no montarían el enorme aparataje publicitario que rodea al magno evento. Aportarían en silencio, sin 60 días de avisaje previo. Claramente, el trabajador que dona mil pesos a la Teletón lo hace por un impulso solidario -aunque sea azuzado por el show-, mientras para las empresas, además de ser una gran movida de relaciones públicas, apenas podría decir uno que “donan”: plastificar Chile con sus avisos por meses, con ganancias desconocidas, difícilmente se puede calificar de “donación”. Este doble estándar (“nos importa el otro… pero siempre que alguien pague lo suficiente por esa preocupación”) no permite, claro está, montar un sistema de protección de los más débiles del país que sea sostenible en el tiempo. Para lograr eso -no nos engañemos- la única opción es fortalecer al Estado, y para ello, acá y en cualquier país del mundo, es necesario aumentar la base tributaria.

Más de alguien dirá que en el Estado la plata se hace “agua y sal” en manos oscuras. Esto puede ser en parte cierto (y daría para otro artículo), pero también es cierto que en el Estado hay una mayoría de profesionales y técnicos que hacen su trabajo de manera responsable y eficiente. Además, nada garantiza que en instituciones privadas como Teletón, que no tienen entes contralores como sí tiene el Estado, no ocurran situaciones iguales o peores.

La tercera pata de esta historia son los ciudadanos, los televidentes, los contribuyentes. Chilenos todos, y por tanto solidarios (“Chile ayuda a Chile, y sálvese quien pueda”, era una frase común en la época de Pinochet), tenemos la costumbre de sacarle el cuerpo a cualquier cosa que huela a fondo común. Vamos al Banco de Chile (24.500-03) con el billete en alto, tomamos el pisco y la cerveza que “apoyan la Teletón”, comemos tales o cuales hamburguesas y papas fritas, pero si no nos dan boleta y nos rebajan el IVA de la compra, mejor que mejor. Construimos solidaridades de dos días -27 horas, en realidad- y el resto del año que cada cual se rasque con sus uñas. Y si no nos ponen a la vedette de moda, al futbolista re-importado, al humorista de turno, nos olvidamos del asunto y volvemos a nuestros negocios.

Qué quieren que les diga, me cuesta cada año más ver el lado virtuoso de la Teletón (lo tiene cada día, claro, para los cientos o miles de beneficiarios directos), y más bien veo el reverso, lo que refleja, la sombra que proyecta: un Estado que deja desamparados a sus ciudadanos más débiles, empresarios que se preocupan de sus conciudadanos sólo en la medida que saquen la billetera (y ojalá se endeuden con la tarjeta de su tienda!), y ciudadanos encandilados por la lentejuela, más preocupados de certificar su propia bondad que de poner ganas y dinero en la poco glamorosa tarea de construir vida en común día a día.

Palabras Clave : , , ,

28 Comentarios

  • Estoy de acuerdo parcialmente.

    Caminando me encontre con una carta abierta que señalaba que “Don Francis” se enbolsaba 5% de las donaciones, algo asi como 50 lukitas por cada millón.

    A pesar de lo cuestionable que pueda ser la medida o el acuerdo, no parece mala idea de que su trabajo este sostenido por in proporcional, en ves de una cifra concreta…. pero reconozco la particularidad que tienen esos numeros cuando son tan grandes – no se puede ser tan inocente.

    Me encantaría eso de que los ciudadanos se comporten como la gente con el otro, no solo 27 horas, sino todo el dia, siempre. Pero más me gustaría que abandonasen esos discursos de “la pobresa”, “los mas pobres” y “el otro”, y dijeran con sus propias palabras que mi vecino, el del frente, la sra de alla, y cualquiera merece la misma dignidad que tengo. De ser asi, quizas a mas de uno no solo le preocuparia el problema del discapacitado, sino el de cualquiera en cualquier aprieto o dificultad.

    Concuerdo con lo de las empresas, y no escribire matices al respecto para no alargarme y declarar, el porque de lo parcial.

    Creo que no es un deber del estado. Y esta opinion, esta lejos de hacerme un gremialista, o un privatista; todo lo contrario, es solo para hacer un matiz. El estado, no tiene tal o cual valor por delante de su gobierno, que cosa financiar y que no. Si al estado nunca estuvo en sus manos el financiar la educacion, la salud o el bienstar, no porque ahora uno lo reclame se convertiráen su deber.

    Si toda exigencia al estado fuese declarada un deber falto, no nos quedaría mas que el reclamo para su cumplimiento; pero creo que mas de una vez se ha visto lo poco fructifero que resulta.

    Un Valor como ese: reconocer la dignidad de cada uno, se sostiene por garantizar el bienestar ciudadano sea discapacitado, cesante, con bajos recursos, u otra condicion obstaculizante. Pero en el caso de Chile, no es un deber del estado, sino un deseo, una aspiracion de los que si creemos en la dignidad generalizada.

    Cuando se tiene claro que esa es una aspiracion, un deseo, que pone sobre la mesa un valor bastante concreto y sencillo, las cosas no se reclaman, y se piden, no se gritan y se diseñan, no se hechan de menos y se implementan. Y aunque suene melos, creo que este blog es parte de ese hacer.

    Gracias por el espacio.

  • Matías: Me gustó tu artículo, sólo me hace ruido el tema impositivo, creo que el tema de subir impuestos es bien delicado, más allá de lo impopular, es poruqe antes que nada, hay una poca claridad en el común de la gente en qué se gastan los impuestos, sobre todo ahora que los caminos se concesionan, y el gasto social no hace mejorar las condiciones de muchas personas. A la clase media (que creo es la única que de verdad paga todos sus impuestos), nunca se le rinde cuentas ni tampoco al retso de la ciudadanía, creo que la Teletón se presta para que las grandes empresas evadan aún más impuestos. En cuanto a que el trabajo con gente minusválida sea responsabilidad del Estado, creo que es un tema compartido, como lo señala el post anterior, de la ciudadnía que deje de ver a alguien discapacitado con lástima y lo crea incapaz de funcionar, y del Estado de garantizar igualdad para estas personas. No estoy muy lúcido a esta hora, pero si me enredé mucho, te lo aclaro después. Saludos!

  • Qué bien poner este tema! La Teletón y la Navidad (más bien lo que las rodea) me ponen agrio diciembre desde hace años, básicamente por todos los motivos que menciona Matías. Y lo peor es que es algo inmencionable. “Quien no está con nosotros está contra nosotros”, ¿y quién quiere estar con Lavanderos y De la Maza -y Kenita?

    Hay que ver la prepotencia de la virtud, que es de las peores. Y así es como, la noche siguiente al fin de la Teletón, y a pesar de haberme resistido férreamente a verla, soñé que Don Francisco me caía encima y me aplastaba.

    Mi hermano chico se atiende en la Teletón desde siempre, por lo que claramente el asunto no apunta a la Fundación en sí misma, pero sí a todo lo demás. Por decir sólo una cosa, concuerdo en que los buenos sentimientos no reemplazan a la política. Y esto remite al Estado, y también a la acción colectiva de los ciudadanos que podría levantar el tema en términos de derechos civiles y, a fin de cuentas, de dignidad. En un lenguaje de derechos, en lugar de un lenguaje lastimero. Intuyo que la Teletón copa un espacio que de otra forma podría estar ocupado por asociatividad ciudadana, no en términos de prestación de servicios necesariamente (ahí no me compro el tema de la devolución de responsabilidades a la sobrecargada sociedad civil) pero sí de poner el tema y lograr reivindicaciones en serio desde los mismos sujetos. Denunciar, armar un Observatorio de Derechos de la Discapacidad, levantar acciones de interés público, monitorear las leyes (y las platas de la Fonadis) etc. etc. Esto lentamente ha ocurrido en otros temas, pero pareciera que en éste por varios de sus rasgos la Teletón tiende a reforzar el inmovilismo.

    Por otra parte agregaría algo que comentábamos con la republicana Alejandra: después de todos estos años, ¿cómo es posible que esta Fundación no haya encontrado formas de autosustentación económica? Desde luego que el tema del financiamiento es complicado para todo el tercer sector, sobre todo en los últimos años que los fondos escasean (dando lugar a un canibalismo que da para otra columna), pero llama la atención que una organización de este tamaño y con su capital de relaciones públicas y visibilidad mediática no haya desarrollado una estrategia de financiamiento (mixto) que vuelva sustentable sus proyectos. De esta forma, se renueva el chantaje todos los años: si no se alcanza la meta, cerramos y nos vamos pa la casa.

    La Teletón saca lo peor de nosotros mismos. Cada año, al escuchar la afirmación contraria, me convenzo más de que es así.

  • […] la RSE es cuando varias empresas participan de la campaña de la Teletón ( tema abordado en otro post de este blog). Durante ella, las empresas apoyan la jornada de ayuda efectuando importantes […]

  • La Teletón vulnera los Derechos Humanos y los Derechos del Niño, ya que la rehabilitación y la Salud es un derecho de todo ciudadano y un deber del Estado. Sin duda que la campaña vulnera el Estado de Derecho de cualquier país y la dignidad de los niños, mujeres y hombres con discapacidad.

    Por otro deja en evidencia otra enorme falencia del Estado Chileno: La ausencia de acceso e integración social de las personas con discapacidad. Aquí solo gana la farándula y don Francis porque según el ultimo estudio de la discapacidad realizado en Chile por el Instituto Nacional de Estadísticas – INE, el 96% de los niños, jóvenes y adultos con discapacidad nunca (Nunca…!) ha recibido atención en Salud ni Rehabilitación Integral. ¿Es necesario tener más pruebas para comprobar que la Teletón es solo de unos pocos?.

    Alejandro.

  • […] el 18 de Noviembre de 2007 en la sección Actualidad en delaRepublicaEl año pasado escribí un artículo a propósito de la […]

  • Carlos Benítez de Faúndez says:

    (En esta parte yo rasgo vestiduras) Me parece que los árboles no dejan ver el bosque… Explico mi punto. “El Problema” no son los niños discapacitados, ni la falta de atención técnicamente capacitada para que puedan incorporarse a la sociedad y aportar a ésta con todas sus potencialidades. En realidad esta es sólo parte de “El Problema”. La real cuestión es que la calidad de la atención sanitaria a la que pueden aspirar la enorme mayoría de los chilenos es, y me perdonan el no utilizar eufemismos, una real mierda y si creen que exagero, pregunten a otro y juzguen con sus propios estándares la calidad de la atención según la que uds. esperarían recibir. Esto lo digo como quien ha trabajado y conoce bien el sistema, que además ha trabajado en una institución privada y que actualmente trabaja en un hospital del llamado primer mundo. La atención sanitaria en Chile no llega todos y cuando llega lo hace, muchas muchas veces, escandalosamente tarde y otras tantas veces mal y aquí me refiero específicamente al sector público. Los motivos son muchos, infraestructura que ya hace décadas era insuficiente, tecnología escasa o ausente, personal escaso, con salarios tan bajos como puedan ser tolerados, sobrecarga laboral, número de camas comunes insuficientes (para que hablar de las camas de cuidados intensivos), mínimo incentivo para mantener la formación constantes que los profesionales de la salud requieren, y mínimo incentivo para la generación de nuevo conocimiento. ¿Quién paga los platos rotos? por supuesto los usuarios del sistema. Afortunadamente muchos de ellos tienen expectativas tan escasas del sistema que incluso dan las gracias. En su enorme desgracia, los niños de la Teletón han logrado rascarse con sus propias uñas con las herramientas que el sistema les brinda. Alguien puede incluso decir que su rehabilitación puede ser costo-efectiva si se logra tempranamente y se maximiza su productividad. Pues no todos los enfermos son jóvenes y potencialmente productivos. No quiero negar los logros del sistema de salud que desde hace décadas no hacen distintos de muchos países de la región, pero es la hora de avanzar y crecer en un ámbito de suma importancia que implica la dignidad de los chilenos sólo por ser personas, independiente de sus edad y potencial productividad. Carlos Benítez.

  • Haber voy a contar un caso que le paso a mi hijo, el es chico muy fanático del fútbol, el no puede jugar mas de 15 minutos le comienza a doler mucho los músculos de la espalda, lo lleve a un medico para que evaluarlo que es lo que le sucede, vamos hacer una “evaluación cinematica de la marcha”, y que se lo hiciera en la teleton y que su valor era lo que uno podría donar pensaba regalar unos $10.000.- pero cuando llego a la teleton y se me ocurrió preguntar su valor ellos me dicen que es de $150.000.- y que debe ser pagado al contado o en 3 cheques, le tuve que explicar a mi hijo que no podíamos hacerle examen por no contar ese dinero. menos mal que mi hijo entendió. pero bueno también ahí conocí otros casos de gente que la teleton rechazo por que los niños no tenían recuperación.

  • […] de 2007 en la sección Actualidad en delaRepublicaEl año pasado Matías escribía sobre las el significado de la Teletón, y parece que este año veremos más artículos cuestionando la santidad y transparencia de esta […]

  • QUE LASTIMA QUE SE ENFOQUEN EN CUESTIONAR TANTA DESCONFIANZA ,AQUI LO IMPORTANTE SON LOS NIÑOS Y JOVENES IMPEDIDOS QUE AL LEER SUS COLUMNAS CREO QUE LOS IMPEDIDOS SON USTEDES Y COMO NO LES CONOZCO FISICAMENTE SU IMPEDIMENTO ES MENTAL,CUANDO VOE A MI PAIS CON TODO ADELANTO PARA NOSOTROS LOS SANOS QUE SI PODEMOS LLEGAR A CUALQUER LADO NO HAY NADA PARA LOS DISCAPACITADOS GENTE COMO USTEDES LE CAGA LA VIDA A LAS PERSONAS CON UN PROBLEMA FISICO ECONOMICO ECTSIEMPRE PENSANDO QUE SE LE ESTA ROBANDO QUE TRISTESA DEBE HABER EN SUS ALMAS , YO SIEMPRE TRATO DE DAR EN QUE PUEDO UNA LISMOSNA Y SIN SIQUERA PENSAR QUE HARA CON ESE DINERO ESE ACTO ME AGRANDA EL ALMA , ALLA EL, EL QUE ME MINTIO EL PROBLEMA LO TENDRA CON QUIEN YA SABEMOS. DEN SIN MIRAR A QUIEN.

  • Sandra:

    Visiones como la tuya nos mantienen subdesarrollados, sòlo apelando a la caridad y jamàs llegaremos a ser solidarios. Nadie critica a los niños, pero eso no significa que la teletòn sea intocable, ademàs ¿para què esperar el juicio divino si podemos arreglar y transparentar las cosas sòlo preguntando y ejerciendo el derecho ciudadano de la duda? si no hubiera desconfianza, jamàs existirìa la confianza, y aquino se trata de desconfianza, se trata de claridad y transparencia.

    Saludos!

  • Estimados:

    Debo confesar que estoy mas de acuerdo con la gente que esta en contra de este evento, las razones son sencillas de entender para la gente que piensa de una manera no tradicional, es decir sin los prejuicios y la formacion de la “cultura” Chilena sometida a dogmas cristianos y de falsa moral.

    Bueno paso a detallar las razones:

    1 .- Se habla de una gran candidad de recursos al año para mantener funcionando la teleton, si hablamos en dolares son solo 25 millones. Para los que han mirado el presupuesto anual del gobierno este es un item irrelevante.

    2.- Cual es el tratamiento contable que se da a los dineros aportados por la empresas?

    A través de beneficios tributarios, la Ley 19.885 de Donaciones con Fines Sociales busca fomentar los aportes privados a las iniciativas en favor de las personas en situación de pobreza y/o con discapacidad. Estos incentivos permiten a los donantes –contribuyentes de primera categoría- deducir como crédito tributario un 50% de los recursos donados y rebajar de la renta líquida imponible el 50% restante. (Fuente MIDEPLAN)

    3.- Para la gente sin cerebro y perdon por decirlo asi, Don Francisco es casi un ser Biblico que no puede ser cuestionado, es muy similar a lo que hemos visto estos ultimos dias con los estafadores de las iglesias (Universal, Vidavision y otros esbirros )

    4.- Es importante que la distribucion de las ganancias del pais sea planificada por gente “clever” para que de esta forma no existan estos vacios legales y culturales, que permiten que estos estos aprovechen de enriquecerse a costa de TODOS los chilenos ya que se mal utilizan recursos del estado.

    Solo queria aportar con eso, gracias por el espacio.

    PD: si esto lo dijera en la calle con un altavoz no duden que seria linchado……..

  • No se porque existe gente que cuanto ve algo bueno lo hace pedazos….Todos sabemos que es deber del estado esta materia. Pero por favor no aportar para una tremenda labor por que el estado no se hizo cargo, es muy cuestionable. Estamos en un país con muchas carencias y defectos, de tal manera que se deben buscar formas alternativas para solucionar los problemas, de lo contrario aún lo tendriamos. Seguro que a todos los representantes del estado que estuvieron en la noche sentados en el teatro, creo que se les caía la cara de verguenza.

    Particularmente me siento orgulloso, por aportar en obras donde el estado no se ha hecho cargo, no puedo sentarme y esperar porque lamentablemente por si no se habian dado cuenta no estamos en un país perfecto, por tanto los sistemas no funcionan de la noche a la mañana.

    Lo que mas rescato de todo es lo bueno para los niños aprender a ser solidarios, a desprenderse de algo que les ha costado como juntar unas pocas monedas. Te invito a que visites la Teleton, anda, se voluntario por 1 día, o anda al Hogar de CRisto, dale un postre a la abuelita, cuentale un chiste o cántale una canción o esperarás a que el gobierno lo haga por tí?.

    Espero que reflexiones sobre el tema cuando un cercano tuyo tenga que golpear la puerta de una institución como la Teleton.

  • perdoname por la tarde que e llegado este tema, descubri recién hoy esta magnifica página y primero que todo te felicito por tus ideas. en cuanto a la teletón, comparto esa sensación en el sentido de, por lo menos a mi, siempre me ha parecido que toda esa monumental campaña, no es ciento por ciento solidaria, sino que existen otros intereses de por medio. también comparto la idea de que no hay que confundir, porque la teletón como institución desarrolla una labor muy buena y solidaria. pero en cuanto al show mediático, a las empresas que como bien dices tu, 2 meses antes del evento ya estan promocionando sus productos, a mi personalmente e da la impresión que con todo el marketing, la cobertura a nivel nacional y los bombos y platillos, empreas como lider, y otras que aportan si bien mucho dinero, logran recaudar para sus utilidades, mucho mas de lo que donan para la teletón. osea que todo esto les sirve a ellas para ganar mas dinero, no se trata aca de que una sociedad anónima con fines de lucro, y pensada para el lucro como el lider u otras (no me recuerdo de otras en este momento), una vez al año se olvide de ganar dinero y done gran parte de sus ganancias a los necesitados, que es el mesaje que en el show se pretende dar a entender. pensar así, sería ser además de demasiado inocente, también demasiado iluso. no he querido extenderme mas por razones cronológicas, pero te reitero las felicitaciones por la web.

  • Saludos a todos y quize retomar este tema porque estamos en plena fiebre de la nueva Teleton 2008 y la verdad es que tambien me logra dar cierta alergia cuando veo la danza de millones y el desfile de esa supuesta solidaridad de empresas que lo que menos tienen es solidaridad para con sus trabajadores y/o clientes. Sin duda que Don Francisco gana sus buenos millones con la teleton. Yo tambien cobraría….el tema es cuanto? . Cuanto ganan los animadores, los artistas, el director del programa, la presidenta de la Fen Fundacion, en fin es tanta gente que si el estado les permite hacer esta gran recogida de dinero lo menos que se podría hacer es transparentar las cifras y que sean de uso publico. Esop. Gracias por el espacio

  • La solidaridad no se cuestiona ojala otra personas tengan ideas como la teleton y se esfuersen por llevarla a cabo así no tendríamos ancianos sin comer , niños con frío , etc. Es más facil destruir que construir tratemos de ser distintos

  • La solidaridad no se cuestiona??????????????, mmmmm…. dudo.

  • soledad: criticar es una manera de construir.

  • De acuerdo, el Estado tendría que ser la respuesta. Pero con este Sistema Económico, con este cultura en donde son las apariencias(donar por donar y no por cuanto mas voy a vender)….

    Hay razones de sobra para que el Show Teleton lleva 30 años en este país y ni pienses que terminará. Es un problema de cultura Social y Economico. Está también la inevitable realidad que nos trae personas discapacitadas. Juntemos esos tres elementos en una formula y agreguemos una mente rapaz como la de “on Francis” (Si tengo que admitir que tiene mas oportunidades que yo para los negocios), el producto se llama: Teleton. Inclusive aplaudimos y lloramos, pero pienso que ese llanto refleja la impotencia de no ser mejores personas,más conscientes y justos…A propósito nunca he visto siquiera una lágrima en un empresario o gerente de alguna cadena cuando hacen donaciones, que extraño! y que decidor!.

  • Hola: Saben yo era una de esas personas que no creia mucho en el cuento de la teleton,ni siquiera aportaba con un granito de arena,si la tenia que ver a momentos por la televicion era porque no habia otra cosa que ver, yo y el que actualmente es mi esposo siempre comentamos lo mismo que la persona que escribio el articulo,hasta que me puse a trabajar y me toco trabajar muy de serca con una mama de un niño con discapacidad y me conto todo lo sucedido con su hijo lo mal que lo paso,el no saver que hacer con el ,ella estubo a punto de quitarse la vida porque se sentia responsable por el accidente de su hijo,hasta que los medicos la deribaron a el instituto teleton y hay todos la acoguieron y le dieron toda la ayuda necesaria para ella y toda su familia,yo siempre la escuche y me molestaba que 2 veces porsemana me pidiera permiso para faltar al trabajo porque tenia que hacistir a la teleton con su hijo,hasta que un dia x me invito a un evento y a conocer unos de los centros que hay ay escuche muchos relatos de gente que nunca pensaron que llegarian a la teleton y me di cuenta que todo el esfuerso del equipo humano que hay detras de todo esto es por una noble causa,creo que los que critican no aportan en nada hay que estar ay para darce cuento todo lo que ellos hacen para ayudar a las personas con discapacidad y ver los logros que cada dia tienen los niños y las personas adultas y la satifaccion de sus familias al ver los abance que van teniendo cada dia,desde ese entonces mi mentalidad es otra y comprendi que nadie esta libre de sufrir un accidente y llegar de una o otra forma un centro de reavilitacion,por eso a todas estas personas que se preocupan de ver cuanto es lo que estan reciviendo o no los personajes que estan atras de todo esto les puedo decir que piensen primero en el futuro en sus hijos,nietos familia,amigos y en ellos mismos porque no estan libres de llegar a un lugar como este. gracias.

  • Me da realmente mucha pena, la estupidez humana que he leido aqui. Todo lo que se ha dicho es verdad, que el estado debe procuparse por ejemplo. Pero y si no lo hace???? Nos quedamos de brazos cruzados nada mas?. Con respecto al show mediatico tambien es verdad,. Artistas, animadores, etc, estan ahi nada mas que para ganar fama, o quiza “alguno” lo haga de corazon…Pero si no hubiera este show mediatico, tendria el exito que tiene??? No olvidemos que por algo se llama TELE-TON. Con respecto a la empresas logico que tambien es verdad, que ellos vayan y vendan una pomada de “solidaridad” cuando en el fondo es solo marketing es una cosa…que le creamos es otro cuento. La cuestion aqui, es que no hay que tener dos dedos de frente para darse cuenta que aqui muchos ganan, y que no es solo una cruzada de solidaridad. Pero TODOS ganan, artistas, empresas, y por sobre todo los niños, que es lo mas importante. Es facil ponerse a escribir pelotudeces en contra de esta GRAN obra, cuando se tienen las manos, los pies, etc. A mi me da lo mismo lo que ganen artistas y empresarios, solo me importa la gran cantidad de personas que buscan una esperanza de rehabilitacion, y en el grano de arena que yo he aportado. Estoy segura que mi alma esta mucho mas tranquila que todos ustedes pelotudos, porque he actuado siempre de forma noble y buena fe, y no tengo mente de alcantarilla. Como dijo Pame, gente como ustedes solo saben criticar y no hacen nada por cambiar esta mierda de sistema en la que estamos.

    GRACIAS TELETON

  • a la gente que critica a las empresas les informo que cada una aporta SÓLO menos del 1% del monto que se reúne, la mayor cantidad de dinero que se aporta a la Teletón es la que entregan las personas con su depósito bancario lo cual es el 73,7%. Por otra parte es la misma institución la que NO requiere la estatizaión, la única petición que se le hace al estado es la inclusión social a través de programas para discapacitados y mayor compensación a los dicapacitados.. ahora si es importante que el estado se preocupe de los discapacitados pero no haciendo propia una institución que se encuentra absolutamente establecida, en marcha y que lleva 30 años de trayecto, lo que debería hacer el estado es crear su propia institución para que de esta manera se abarcara la totalidda de discapacitados que la teletón no puede asistir…….. el govierno ademàs ni siquiera se la puede con los hospitales, cómo entonces se va a hcer cargo de otra institución??????

  • Instituto Nacional de Estadísticas – INE, el 96% de los niños, jóvenes y adultos con discapacidad nunca (Nunca…!) ha recibido atención en Salud ni Rehabilitación Integral. ¿Es necesario tener más pruebas para comprobar que la Teletón es solo de unos pocos?.

    Alejandro

    No aclaras, si se refiere al sistema de salud publico, con lo cual el comentario es malicioso,.. en cambio si te hacercara a un centro con un niño minusvalido de cualquier parte sin atencion del estado, te aeguro que la forma como te van a recibir te va a cambiar la vida y tu forma de opinar de un centro de Teleton. te lo aseguro.

    manuel

  • 3.- Para la gente sin cerebro y perdon por decirlo asi, Don Francisco es casi un ser Biblico que no puede ser cuestionado, es muy similar a lo que hemos visto estos ultimos dias con los estafadores de las iglesias (Universal, Vidavision y otros esbirros )

    The Legend Of The Wolf

    Sr. ingles, para ud. que esta por esas lejanas tierras, y que le parecemos, gente sin cerebro y no lo perdono, ya que aqui en CHILE estamos mucho mas cuerdo y de corazon que los señores religiosos que ud. menciona, y le insisto haga uso de su cerebro y vaya a darse una vuelta por los centros de Teleton, no lo van ha hechar, le dejaran ver y fotografiar su labor y cuando salga se dira a si mismo, ahora si tengo cerebro y lo voy a usar para hacer el bien y no destruir, se lo puedo asegurar.

    saludos Manuel (con cerebro)

  • Creo, en primer lugar, que el éxito continuo de la Teletón tiene su origen en una profunda falla del Estado en un tema en que debiese tener un rol central

    Matias…… tienes razon es una falla del etado.

    Cuando veo a las madres de niños discapacitados agradecidas hasta las lágrimas por “la oportunidad” que les ha dado la Teletón, creo que las comprendo, pero básicamente me molesto. La rehabilitación debiese ser un derecho garantizado por el Estado, no “una oportunidad” provista por un privado. Así, se reproducen lógicas clientelistas, en que los más humildes deben agradecer la benevolencia de los pudientes al aliviar su dolor. No debiésemos montar un show esquizofrénico (ese torbellino emocional de lágrimas, escotes, humoristas y farándula hipersensibilizada) para entenderlo. El derecho a cuidado y rehabilitación debiese estar en el espacio de lo cotidiano, de lo normal, no en el mundo de lo extraordinario y espectacular.

    Matias…….. ¿que le vas a decir a es madre que llora de agradecimiento?????

    Ella sabe que si no es por el sistema Teleton….. su hijo tendria 20 años postrado, cuando el estado la atendiera….

    MATIAS….. esto se llama realidad….. España, Francia, Inglaterra, Italia, EE.UU. tienen T E L E T O N…… que crees que puede hacer el Estado de CHILE.

    saludos Manuel…

  • La mejor frase de la Teletón fue de Mike Patton dandole un beso en la mano a Don Corleone , ya esta el video en youtube

  • Deja un Comentario